Las retenciones del impuesto sobre la renta bajarán a partir de enero de 1988

Carlos Solchaga, ministro de Economía y Hacienda, al analizar las grandes líneas del cuadro macroeconómico que inspirará los presupuestos del Estado para el próximo año, anunció ayer que las retenciones del impuesto sobre la renta bajarán desde el mes de enero, con mayor intensidad en los salarios inferiores a los dos millones de pesetas. Solchaga cifró en más de 150.000 millones de pesetas los ingresos a los que renunciará el fisco como consecuencia de esta rebaja para el próximo año, aplicable a la declaración de 1989. Este factor, que se traduce en una disminución media de las retenciones del 7% u 8%, elevará la renta disponible de las familias y frenará la desaceleración en el aumento del consumo privado.El ministro señaló también que el Gobierno admite la posibilidad de que los salarlos y las pensiones crezcan por término medio "en torno al 4%" en 1988, pese a que el Gobierno mantiene el 3% como objetivo de inflación al terminar ese año.

Otras fuentes de este ministerio confirmaron que está en estudio el publicar los nombres de los declarantes y quizá también si su declaración fue positiva, negativa o a devolver, en ningún caso las cantidades.

Página 39

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS