Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JUEGOS PANAMERICANOS

Un congresista intercedió para conseguir el visado del ministro de Deportes de Cuba

Indianápolis

La intervención del congresista republicano de Indiana, Dan Burton, fue decisiva para que las autoridades norteamericanas concedieran un visado de entrada a Estados Unidos al ministro de Educación y Deportes de Cuba, José Ramón Fernández Alvarez, según informaron fuentes oficiales.

Fernández Alvarez debía asistir a la ceremonia de clausura de los Juegos Panamericanos, que se celebran en Indianápolis, dado que Cuba será el país organizador de los próximos juegos, pero, al parecer, algunos funcionarios del departamento de estado norteamericano se oponían a la entrada del representante cubano en territorio estadounidense.

Fernández Alvarez es un íntimo colaborador del presidente de Cuba, Fidel Castro, y se le considera un héroe nacional en su país por su participación en las batallas de la Bahía de Cochinos, cuando se repelió una invasión de exiliados adiestrados por Estados Unidos, en 1961.

El departamento de estado se negó a confirmar que hubiese demora alguna para facilitar el visado a Fernández Alvarez, y el incidente no llegó a ser del conocimiento del comité organizador, según fuentes de este último. Con la aceptación del visado del ministro cubano parece desvanecerse la amenaza de boicoteo a la ceremonia de clausura. Por lo demás, en la competición de fútbol, la selección de Argentina ganó la medalla de bronce, al derrotar a la de México en los lanzamientos de penaltis. Los 90 minutos del tiempo reglamentarlo y la prórroga de 30 acabaron con empate a cero.

Argentina logró el triunfo al fallar el mexicano Félix Barbosa el quinto lanzamiento, que detuvo el portero Jorge Bartero, y conseguir después Marchesini batir en el último disparo a Pablo Larlos. Con este triunfo, Argentina, medalla de oro de los Panamericanos de 1951, 1955, 1959 y 1971, y de plata en 1963, consiguió su tercera de bronce, tras las obtenidas en 1975 y 1979.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de agosto de 1987