Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 'mafia' del fútbol yugoslavo, dispuesta a matar, según la federación

Tone Frantar, juez de la Corte Suprema de Eslovenia y presidente de la Federación Yugoslava de Fútbol ha asegurado que "está claro que el fútbol yugoslavo se encuentra en manos de una mafia. Estoy convencido que hay personas dispuestas a matar con tal de que no se descubra la verdad". Esta denuncia se añade a la conmoción en la que se encuentra el fútbol yugoslavo desde hace un año por un conflicto entre una decena de clubes de Primera División y la federación.En Split existe una amplia documentación sobre malversaciones de fondos que afectan a importantes clubes de la División de Honor, particularmente al Hajduk Split, Partizan Belgrado, Dinamo Zagreb, Pristina, Radnicki Nis, Sarajevo, Rijeka y Osijek, así como a un elevado número de la Segunda División.

El diario de Split Slobodna Dalmacija anunció una inminente "gran limpieza" en el fútbol yugoslavo, pero apenas desvela detalles por la importancia del caso, en el que pueden estar mezclados personalidades de la política, funcionarios y miembros de la policía.

Ya en 1981 se lanzó una campaña para sanear los clubes yugoslavos, en los que se considera práctica corriente: el amañar los resultados de los partidos, recurrir a las cajas negras o al soborno, pero los buenos resultados apenas se han notado.

Esta vez Branko Tolic, procurador de Split, ha, asegurado que tiene en su poder cintas magnetofónicas en las cuales están registradas secretamente numerosas negociaciones ilícitas. "El proceso del fútbol durará largo tiempo, pero no podrá ser impedido", ha asegurado.

El último mes de julio se percibió ya la punta, del iceberg del escándalo cuando fueron arrestados el director del club Vojvodina y dos jugadores del Split, acusados de haber amañado el resultado de un partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de agosto de 1987