Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del Atlético, denunciado ante la Brigada de Delitos Monetarios

El presidente del Atlético de Madrid, Jesús Gil, prestó declaración el pasado martes ante la Brigada de Delitos Monetarios para aclarar al gunos puntos de su fichaje del jugador portugués Futre, del Oporto. El presidente del club madrileño ha señalado que declaró durante más de dos horas por una denuncia sobre su persona acerca de una presunta evasión de divisas en el pago de 100 millones de pesetas al club por tugués.

Jesús Gil no quiere revelar de quién partió la denuncia. Llegó a insinuar que pudo ser un directivo de una de las candidaturas derrotadas en las pasadas elecciones presidenciales del club. El presidente del club madrileño según Efe, explicó que el fichaje fue legal y añadió: "Mientras esperábamos la autorización de las autoridades competentes, hicimos un depósito monetario a nombre de un ciudadano español en una sucursal del Banco Hispano Americano en Vigo". Jesús Gil está a la espera de declarar ante el juez de delitos monetarios, Rodolfo Soto Vázquez.

El plan de saneamiento

El máximo dirigente rojiblanco, por otra parte, celebró ayer una conferencia de prensa para informar del escrito de alegaciones a las exigencias de la Liga Profesional sobre el plan de saneamiento del club madrileño y la necesidad de que él avale a través de una entidad bancaria el posible desfase presupuestario de la próxima temporada, requisitos sin los cuales la federación no tramitaría las licencias de sus nuevos jugadores.En este escrito, presentado ayer en el Consejo Superior de Deportes (CSD), Jesús Gil solicita que "se proceda a determinar la responsabilidad de los autores de la crisis económica del Atlético y a ordenar la verificación por auditoras solventes de las auditorías de los clubes incluidos en el plan de saneamiento".

Gil aprovechó la conferencia para rectificar en parte algunas de las acusaciones que dirigió contra el anterior secretario de Estado para el Deporte, Romá Cuyás, cuando le consideró cómplice de posibles irregularidades en las auditorías de los clubes.

El dirigente rojiblanco. se defiende con la denuncia del incumplimiento del plan de saneamiento por parte de la Liga Profesional y de sus clubes. El mejor ejemplo de esta denuncia lo tiene ahora en el club que preside. "A los directivos que se fueron ayer no les exigieron aval", comentó al insistir en que el trato no debe ser discriminatorio entre los clubes, como tampoco las exigencias a unos y otros.

Gil indicó además que ayer presentó en el CSD los contratos de pago de los nuevos fichajes realizados con su dinero para el Atlético. Es uno de los requisito que la Liga Profesional le pidió para la tramitación de las licencias federativas de los mismos, aparte el presupuesto de la próxima temporada, que, según Gil, se presentará antes del próximo día 31, fecha límite para ello.

También anunció el proyecto de una liga mundial, una serie de partidos amistosos en el Calderón contra los tres campeones europes actuales, Oporto, Ajax y Gotemburgo, en Navidad; el Nápoles y otros dos equipos, en Semana Santa, y los tres próximos campeones, en junio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de julio de 1987

Más información

  • Gil declaró por presunta evasión de divisas