LAS ELECCIONES DEL ATLÉTICO Y LA FINAL DE COPA

'Hollywood en Galerías' y el plan de saneamiento

Anda Gómez Navarro pensando, desde que llegó al cargo de secretario de Estado para el Deporte, por dónde tirar con el plan de saneamiento. Ideado como una fórmula para poner a cero las deudas de los clubes de fútbol -que sumaban 21.000 millones en el momento en que se inició-, estaba basado en una decisión discutible: sufragar con dinero público (un 2,5% de los ingresos de las quinielas) el agujero creado por un largo hábito de derroche.Al cabo del tiempo se han comprobado dos cosas: ni las quinielas han ofrecido el dinero suficiente para que el plan puesta a cero pudiera cumplirse en el plazo previsto, porque ha bajado mucho la recaudación, ni los directivos de los clubes han sido capaces de moderar su entusiasmo por el derroche del dinero ajeno.

Más información
17.000 hinchas donostiarras y 15.000 rojiblancos irán a Zaragoza
El Atlético de Madrid tendrá hoy nuevo presidente

Lo que está ocurriendo con la campaña electoral del Atlético de Madrid es de verdad extraordinario. Los candidatos fichan desesperadamente en las vísperas de la jornada electoral, y hasta la directiva en funciones, que agota sus últimos días, anda por ahí con un talonario a ver qué puede comprar, para que no se diga. Y todo ello en un club que debe cerca de 2.000 millones y en el que los jugadores del primer equipo acaban de rechazar que les paguen las primas de toda la temporada con letras.

Pero no es sólo el Atlético. Todo el fútbol español sigue siendo una especie de Hollywood en Galerías, una alegre fiesta de compra y venta. El Málaga debe 1.000 millones, pero sus directivos andan también por ahí con el talonario quemándoles en el bolsillo. El Barcelona licenció alegremente hace un año a Schuster y Archibald y se gastó 1.000 millones en Lineker y Hughes. El Real Madrid se apresuró a fichar a Jarikovic cuando enfermó Valdano, y estableció, con el pago a Llorente de 50 millones por año, la piedra final sobre la que disparar los precios de su plantilla. El Sabadell trajo a un par de tránsfugas, April y Brylle, para jugar los últimos partidos de Liga; el Sevilla, a un escocés que lo más destacado que ha hecho ha sido romperse un pie jugando al squash, y el que más y el que menos ha malgastado en entrenador y en fichajes.

A todo esto, ayer muchos españoles cumplieron el penoso e inaplazable trámite de explicar se con Hacienda. No serán rnu chos los que vean con simpatía que algún porcentaje de lo tan desgarradoramente entregado sirva para financiar ese circo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS