Juan Ignacio Marín afirma que CC OO ha perdido su independencia política

Juan Ignacio Marín, secretario general de la federación de¡ metal de CC OO afirmó ayer que el sindicato ha perdido su independencia política, y denunció que desde la propia secretaría general de Marcelino Camacho, se intenta "aplastar" una de las tendencias del sindicato -la representada por los que políticamente siguen la línea de Santiago Carrillo- a favor de los seguidores de Izquierda Unida. Marín dijo que Camacho se reservaba como futuro presidente de CC OO competencias del secretario general. Antonio Gutiérrez, considerado el sucesor de Camacho, negó estas imputaciones, y afirmó que el respeto a las minorías está garantizado.

Juan Ignacio Marín rompió ayer un largo silencio en la batalla abierta en el seno de CC OO con motivo de la sustitución de Marcelino Camacho como secretario general de la organización. El secretario general del metal de CC OO aportó un voluminoso dossier en el que se narran lo que, en opinión de Marín, forman el "rosario de irregularidades" encaminado a entregar el sindicato en manos de los militantes más cercanos a Izquierda Unida.Según el dirigente sindical, se ha roto una vieja tradición en Comisiones, basada en el respeto a las minorías. "Creo", dijo, "que hemos perdido la independencia y que el esquema de Izquierda Unida se ha trasladado al sindicato".

En este sentido, desveló que en una reciente reunión, Marcelino Camacho había dicho que "los problemas en CC OO se acabarían cuando se produjera la unidad de la izquierda".

Marín afirmó que el proceso congresual en CC OO se está llevando a cabo, por primera vez en la historia del sindicato, sin debate interno. En esta organización, el sistema de trabajo congresual se basa en unos textos que prepara la ejecutiva y sobre los que se debate y presentan las correspondientes enmiendas. Hasta ahora no hay textos oficiales y, por lo tanto, se están celebrado congresos y eligiendo representantes para el congreso confederal, sin saber qué textos y que propuestas van a ser debatidas.

Mientras tanto, siempre según las denuncias de la federación del metal, se está intentando "laminar" toda oposición a la línea oficial. "Línea", dijo, el dirigente del metal, que carece de estrategia. CC OO se mueve en una falta absoluta de ideas. Improvisando, sin tener muy claros sus objetivos. No hay una política sindical, porque todo es un problema político".

No se va

Marín desveló que la posible marcha de Marcelino Camacho de la secretaría general había que matizarla, si se tiene en cuenta que, según los borradores que hasta ahora se han filtrado sobre las competencias del presidente cargo que se crearía para el histórico sindicalista-, se muestran a favor de pasar a sus manos las más importantes funciones que hoy están en la secretaría general.Con ello, Marcelino Camacho conseguiría no abandonar el sindicato y que el cambio de poderes se haga de manera progresiva.

Las afirmaciones de Marín fueron contestadas ayer porAntonio Gutiérrez, del que se especula que será sucesor de Marcelino Camacho en la secretaría general Gutiérrez lamentó que "justamente hoy [por ayer], día en que estamos debatiendo, los textos del congreso de noviembre, haya compañeros que desaprovechen los cauces internos de debate y prefieran salir a la opinión pública con afirmaciones que no responden a la verdad".

Según Gutiérrez, "está más que garantizado el debate interno, y el respeto a las minorías". "Prefiero no contestar afirmaciones que quiero creer libres de malicia y productos de unos momentos de crispación", añadió. En cuanto a la sucesión de Camacho afirmó que "no se irá; se quedará en CC OO y, desde luego, no en puestos honoríficos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 17 de junio de 1987.

Lo más visto en...

Top 50