El sector eléctrico necesita recuperar la confianza, según el presidente de Hidrola

El sector eléctrico necesita un ejercicio de fe en su futuro y recuperar la confianza de los inversores, de la que siempre ha disfrutado, según afirmó Migo Oriol, presidente de hidroeléctrica Española, que ayer celebró su junta de accionistas. Hidrola ganó 16.827 millones de pesetas en 1,986, y distribuirá un dividendo del 6,5% neto.

La situación financiera de Hidrola se está restableciendo tras el esfuerzo inversor que ha supuesto la compra de Hidruña y tras el efecto en balance que ha tenido la entrada en funcionamiento de instalaciones complejas como la central nuclear de Cofrentes y la hidroeléctrica de Cortes-La Muela. Por eso Hidrola presenta unos gastos diferidos en 1986 de 19.000 millones de pesetas y una renta especial de 13.000 millones, consecuencia de los diferidos de 1985, cuyo saneamiento definitivo está pendiente de la introducción del marco legal y estable que prepara el Ministerio de Industria y Energía. La auditoría externa de Hidrola admite estos diferimientos y señala que Hidrola requerirá unos fondos de 70.000 millones del mercado financiero para el resto del ejercicio. Parte de estos fondos han sido captados o están siendo negociados por los responsables financieros de la empresa eléctrica, que la semana próxima darán Inicio a la firma de dos operacio:nes de captación de fondos.Íñigo Oriol denunció la insuficiencia de tarifas que sufre el sector eléctrico y los efectos que produce el contrato de suministro con ENDESA. Para resolver estas cuestiones, el sector se enzmentra en negociación con el Ministerio de Industria.

El cash flow de Hidrola (beneficio más amortizaciones, y deszontados los diferidos) alcanzó los 23.832 millones, frente a los 18.443 millones del año anterior. La producción fue de 16.753 millones de kilovatios, con una facturación de 216.581 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 17 de junio de 1987.

Lo más visto en...

Top 50