El Tenerife, Lérida, Granada y Burgos celebraron el éxito del ascenso

La Liga de la Segunda División B terminó el domingo y los cuatro primeros clasificados, el Tenerife, el Lérida, el Granada y el Burgos, han celebrado el ascenso. La categoría que abandonan, formada por 22 equipos, tendrá la próxima temporada cuatro grupos de 20.El Lérida retorna a la categoría de plata del fútbol español, tras 22 años de ausencia, según informa Luis Visa. Fundado en 1939, el Lérida ha militado en todas las categorías. En Primera División tan sólo estuvo una temporada (1950-1951), en la que consiguió el récord de ser el equipo más goleado: 134 goles en 30 partidos. El principal artífice del éxito del Lérida es su entrenador, Jordi Gonzalvo, un barcelonés de 40 años que, además de entrenar a la plantilla, ha tenido tiempo para crear la letra y la música de¡ himno del club.

El Granada, agobiado por los problemas económicos, según informa Alejandro. V. García, celebró el ascenso sin gran algarabía. Desde que abandonará la máxima categoría, en la temporada 1975-1976, el,Granada inició una decadencia que ha diezmado a socios y afición y ha dejado el fútbol en un plano inferior respecto a otros deportes. La fiesta por el ascenso apenas sí tuvo realce.

En Burgos, en cambio, hubo alegría índescriptible por haber salido del pozo en que se hallaba sumido desde 1982. Con 4.300 socios y unas instalaciones pro pias de un equipo de Primera División, la trayectoria del club burgalés ha sido un constante aparecer y desaparecer, según in forma Ángeles Gil. Tras unos años en Primera División, primero en las temporadas 1971-1972 y 1972-1973 y más tarde desde 1976 a 1980, el Burgos bajó a Segunda, donde se mantuvo hasta que, en agosto de 1982, la federación, debido a las deudas económicas del club, le descendía a Segunda B. Ésta fue la puntilla para el club, que, con falta de apoyo de los afícionados y directivos, desaparecía. En un intento de conservar un equipo representativo del fútbol burgalés, en agosto de 1983 se constituyó, sobre el filial, el Burgos Promesas, de Tercera, un nuevo equipo, el Real Burgos. Peldaño a peldaño, el nuevo equipo fue subiendo. Después de dos temporadas en Tercera, subió a Segunda B y, tras otras dos en esta categoría, llega este ascenso.

El Tenerife, por su parte, con una plantilla de cantera y un entrenador canario, Martín Marrero, ex defensa de la Unión Deportiva Las Palmas, logró el ascenso y se proclamó el domingo campeón de Segunda División B, coincidiendo con una etapa de renovación en la historia del club, fundado en 1922, informa Carmelo Martín. Su actual directiva, presidida por Javier Pérez, ginecólogo de profesión, cogió el equipo esta temporada con un déficit superior a los 300 millones de pesetas, reducido hoy en unos 70 millones, y sufrió reiterados embargos del anterior presidente, José López Gómez, que reclama una elevada deuda contraída por la sociedad con él. Las divergencias se tradujeron en mutuas querellas desestimadas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción