Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo procesado en el juicio de Tous anuncia una querella contra el tribunal que juzga el caso

Juan Sancho-Tello, comisario de aguas del Júcar cuando se desmoronó la presa de Tous, en octubre de 1982, ha anunciado la presentación de una querella contra la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Valencia que dictó esta semana suprocesamiento. El abogado del ex comisario de aguas, su hermano Jesús, ha confirmado también que recurrirá la decisión del tribunal que entiende del caso.

La Audiencia decretó el pro cesamiento de Sancho-Tello a entender que existen indicios racionales de criminalidad en si actuación durante las grave, inundaciones de 1982. La Sala entiende que pudo cometer un delito de imprudencia temeraria con resultado de muertes, lesiones y daños, al no haber avisado a los trabajadores de la presa de peligro de lluvias torrenciales.

El juicio oral se suspendió el pasado 16 de marzo tras la declaración de Sancho-Tello, quien aseguró saber que se avecinaban grandes lluvias aunque no consideré oportuno avisar de este riesgo al ingeniero que se encontraba en la presa. Un abogado de la acusación particular solicitó la suspensión del juicio para que el juez instructor estudiara la posible responsabilidad penal del ex comisario. Sin embargo, el juez no lo inculpó y ha sido la propia Audiencia Provincial quien ha dictado el auto de proceamiento.

El letrado Jesús Sancho-Tello señaló ayer que el auto de procesamiento supone "una maliciosa contradicción" con las pruebas practicadas. De no prosperar el recurso contra el auto de procesamiento, Sancho-Tello se sentará junto a los cuatro ingenieros, del Ministerio de Obras Públicas que ya fueron procesados hace meses.

Las principales asociaciones de damnificados por las inundaciones, Afiva y Apemeda, mostraron ayer su satisfaccción por el nuevo procesamiento. Fuentes de Afiva indicaron a este periódico que la existencia de un nuevo inculpado aumenta las posibilidades de que sea dictada una sentencia condenatoria. Tanto Afiva como Apemeda habían solicitado en varias ocasiones el procesamiento de Juan Sancho-Tello, aunque en un primer momento estimaron que la suspensión de la vista era perjudical para los intereses de los damnificados al retrasar todo el procedimiento.

Afiva recordó ayer que sólo en el caso de una sentencia condenatoria, el Estado, responsable civil subsidiario, se verá obligado a pagar las indemnizaciones a los perjudicados. La Audiencia Provincial ha decretado la libertad provisional del ex comisario de aguas, y ha fijado en 50.000 millones de pesetas la fianza civil que garantiza las posibles indemnizaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de junio de 1987