Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RESULTADOS ELECTORALES / MUNICIPALES

Voto de castigo a los socialistas en Cáceres, que se mantienen en Badajoz

PEDRO JARA Las dos principales ciudades de la provincia cacereña (Plasencia y la propia capital), pasarán a estar gobernadas con toda probabilidad por el CDS y Alianza Popular (AP). El voto de castigo habría resultado así especialmente duro para el PSOE en el norte de Extremadura, abriéndose un doble frente de lucha que puede crear problemas al Gobierno regional. En Cáceres el PSOE pierde tres concejales, pasando de 12 a nueve. En esta ciudad un pacto AP-CDS daría la mayoría absoluta a esta combinación.

En Coria, Trujillo, Navalmoral-de la Mata, Jaraiz de la Vera y Moraleja, los otros núcleos importantes de Cáceres, el PSOE ha obtenido mayoría.

Los socialistas seguirán gobernando sin problemas en Badajoz -donde mantienen sus 15 concejales- y en Mérida, si bien en esta última población ha sido especialmente significativo el avance de Izquierda Unida. En Don Benito, Almendralejo, Villanueva de la Serena y Montijo, el PSOE también ha resultado ganador. En Zafra, población últimamente calificada como el Sagunto extremeño, el PSOE podría perder la alcaldía.

Al igual que en las elecciones autonómicas, el mayor avance lo registra el CDS, que pasa a controlar un número importante de ayuntamientos. Según sus dirigentes "es preferible no hacer pactos", propiciando en todo caso que gobierne el partido que mayor número de votos haya obtenido. Izquierda Unida estaría dispuesta a pactar con el PSOE en las poblaciones en que exista peligro de que el ayuntamiento pase a manos de la derecha, pero a cambio de precisar aspectos concretos de la política municipal que desarrollaría el municipio. AP se muestra partidaria de los pactos con CDS, lo que le abriría las puertas al Ayuntamiento de Cáceres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de junio de 1987