CICLISMO

Ausencia de lucha y continuo recurso al 'sprint' en el Giro

El velocista suizo Urs Freuler fúe el vencedor de la novena etapa disputada entre San Giorgio del Sannio y Bari que finalizó -¡cómo no!- con un masivo sprint después de más de siete horas de cansino y lento pedaleo.

Etapa: 1º Urs Freuler (Atala), 7

09.40 horas; 2º Paolo Rosola (Gewiss); 3º Van der Velde (Gis); 4º Mathieu Hermans (Caja Rural); 5º Guido Bontempi (Carrera).General: 1º Stephen Roche (Carrera), 38.52.49 horas; 2º Roberto Visentini (Carrera), a 32 segundos; 3º Erik Breukink (Panasonic), a 1. 10; 16º Jokim Múgika (Caja Rural), a 4.13; 18º Manino Lejarreta (Caja Rural), a 4.16; 25º Pedro Muñoz (Fagor), a 5.05. Abandonó Jesus Arambarri, del Caja Rural.

Fue otra etapa al más puro estilo italiano, en la que los 172 corredores que permanecen en carrera se sometieron a la disciplina de los capos del pelotón, cosa nada extraña si tenemos en cuenta que desde hace dos jornadas estamos inmersos en una zona donde la Camorra campa a sus anchas.Cada etapa, un sprint; es el sino de las carreras italianas, donde los jefes de filas de cada equipo se juegan su suerte después de haber hecho trabajar a sus más cualificados gregarios en busca de posiciones de privilegio para la llegada, a la que no todos los sprinters llegan o, si llegan, no lo hacen en las debidas condiciones.

Ayer el más beneficiado fue el suizo Freuler, campeón del mundo de pista en la modalidad de puntuación y medalla de bronce en velocidad keirin en los pasados Campeonatos del Mundo de ciclismo, celebrados de Colorado Springs (EE UU). Para que llegara la primera victoria del corredor suizo, los hombres del Atala han tenido que trabajar laboriosamente en las jornadas que finalizaban en Terni, San Giorgio del Sannio y Bari, sin que en las dos primeras el gigante bigotudo helvético pudiera situarse en una plaza con opción a luchar por el triunfo en los últimos metros.

Pero como el caso de Freuler en el Giro hay a montones. Saronni, por ejemplo, todavía no ha entrado en ninguna llegada, e igual le pasa al belga Frank Hoste; mientras que Gido Bontempi, que el año pasado ganó en cinco ocasiones, no ha pasado de ser segundo, y Mathieu Hermans, el velocista del Caja Rural, fue ayer la primera vez que asomó por la cabeza del pelotón.

Dauphine LiberéEl colombiano Henry Cárdenas, noveno en la pasada Vuelta a España, ganó la sexta etapa de la prueba francesa Dauphine Liberé, una de las clásicas previas al Tour, que se disputa tradicionalmente a la vez que el Giro. Los equipos franceses, que en su mayoría no participan casi nunca en la prueba italiana, tienen en esta carrera una buena piedra de toque para la gran ronda francesa del mes de julio. El nuevo líder, tras la jornada de ayer, Chambery-Val Frejus, de 192 kilómetros, es el francés Charles Mottet, del equipo Systeme U de Laurent Fignon. Éste, que ganó hace dos días una prueba en Bélgica ha preferido no participar en el Dauphine.

Cárdenas ganó la etapa, que finalizaba en la estación invernal de Val Frejus con 40 segundos de ventaja sobre Mottet, pero éste, en la general, parece tener asegurado su triunfo al final de la prueba, al superar en 2.30 minutos al colombiano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 30 de mayo de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50