Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS ELECCIONES DEL 10 DE JUNIO

La campaña electoral se inicia con la dimisión y retirada de la política de Óscar Alzaga

A las cero horas de hoy se ha abierto la campaña para las elecciones del próximo 10 de junio, en las que se renovarán los parlamentos de 13 comunidades autónomas y las alcaldías de toda España. Al mismo tiempo, los ciudadanos podrán, por primera vez, elegir a sus representantes en el Parlamento Europeo. Algunos partidos, como el PDP,parten ante estos comicios con graves problemas internos -ayer mismo Oscar Alzaga, presidente de los democristianos, anunció su retirada de la política-, mientras otros afrontan los comicios con perspectivas optimistas; tal es el caso del CDS, al que los sondeos en poder del Gobierno conceden un incremento de votos.

Óscar Alzaga anticipó ayer una de las consecuencias políticas más previsibles de las elecciones municipales, autonómicas y al Parlamento Europeo del próximo día 10 de junio al anunciar su dimisión como presidente nacional del Partido Demócrata Popular (PDP), e incluso su retirada completa de la vida política. Según un alto cargo del Gobierno, las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) mostraban en vísperas del inicio de la campaña electoral, que se produjo a las cero horas de hoy, una intención de voto muy semejante a la que determinó los resultados de las elecciones legislativas del 22 de junio de 1986, con un ligero descenso del PSOE, una pérdida porcentual de votos algo superior en Alianza Popular (AP) y un cierto crecimiento, muy desigual geográficamente, del Centro Democrático y Social (CDS), que preside Adolfo Suárez.

Doce horas antes de que comenzase la campaña electoral, Alzaga compareció ante los medios informativos para anunciar su repentina decisión de poner fin a 25 años de protagonismo político arropado tan solo por la presencia de José Ignacio Wert, el más íntimo y fiel de sus colaboradores, Pilar Fernández Labratdor, Andrés Ollero, Joan Casal, José María Garía Royo, Juan Rovira Tarazona -todos ellos parlamentarios-, Lina Ortas y Javier González Estefany, candidato éste último. a la alcaldía de Madrid.En el mismo edificio, a la misma hora y dos pisos más arriba de donde se encontraba, Javier Rupérez, uno de los vicepresidentes del PDP, Modesto Fraile, portavoz del grupo parlamentario democristiano, y Luis de, Grandes, secretario general del PDP, se reunían con otros parlamentarios y cargos del partido para discutir el nombramiento de un nuevo presidente, el mantenimiento o no de todas las candidaturas electorales y la ejecución en general de su austera campaña electoral.Sin requiebros ni dilaciones, el veterano dirigente democristiano empezó por confesar que se siente "realmente dolido por la forma en que se han manifestado algunos comportamientos personales. Me siento dolido también", agregó en su exposición sin interrupciones, "por la incomprensión de algunos que debían de haber respondido más razonablemente a las peticiones de crédito para afrontar la campaña electoral".Alzaga presentó como el mayor de los errores de su trayectoIria política el haber llevado a la democracia cristiana española a un pacto con Alianza Popular y a, la formación de la Coalición Popular porque, según dijo, "ese no era un sitio donde debíamos estar".Abandono del escaño

Antes de anunciar que no sólo dimite de la presidencia del PDP sino que abandonará su escaño en el Congreso de los Diputados, tras la celebración de las elecciones del 10 de junio, y que se retirará de la vida política aunque permanezca como militante del PDP, reveló que tanto a comienzos del verano pasado como a finales de 1 986, en el congreso nacional del partido, ya había ofrecido la posibilidad de ser relevado de la presidencia.

El ex dirigente democristiano apostilló qúe en los últimos días había transmitido al resto de los dirigentes del PDP su opinión de que en vísperas de las elecciones no era el mejor momento para plantear su sucesión.Según ha podido saber este diario, desde hacía más de un mes Óscar Alzaga había manifestado expresamente su disposición a dimitir como presidente del partido inmediatamente después de las elecciones municipales.La precipitación de la renuncia se produjo ayerpor la mañana a la vista de las críticas que, procedentes de sus propios compañeros de partido y dirigidas a cuestionar su liderazgo, recogían varios periódicos de Madrid y después de comprobar que destacados correligionario s se habían reunido en las últimas horas y coincidido en la conveniencia de adelantar su relevo.

'La renuncia de Alzaga al protagonismo político es la tercera que. se produce en los últimos seis meses entre destacados dirigentes del centro-derecha. En diciembre del año pasado, Manuel Fraga dimitió como presidente nacional de AP y del grupo parlamentario Popular tras la debacle electoral de su partido en las elecciones autonómicas en el País Vasco.El pasado mes de febrero, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón abandonó el cargo de portavoz de AP en el Congreso de los Diputados tras ser derrotado por Antonio Hernández Mancha en su candidatura para la presidencia del partido.La celebración de las elecciones de junio puederi deparar además otro fracaso político decisivo, el de Santiago Carrillo, quien tras no resultar elegido diputado hace un año, se presenta como candidato del Partido de los Trabajadores-Unidad Comunista para el Parlamento Europeo.Un alto cargo de Presidencia del Gobierno aseguró ayer que las encuestas realizadas por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) muestran una escasa desviación del resultado probable de los comicios municipales y autonómicos respecto al de las elecciones legislativas de hace un año en cuanto a la obtención de porcenlaje de votos por partidos.Según dichos sondeos, el PSOE cuentá con una intención de voto que oscila en torno al 42%, con la perspectiva de un ligero descenso respecto de los comícios municipales de 1984 mientras que la de Alianza Popular se sitúa entre el 20% y el 25% de los votos. Hace cuatro años obtuvo el 27% de los sufragios escrutados.Según los expertos, el beneficiario de este descenso será el Centro Democrático y Social de Adolfo Suárez que, en términos globales, recogerá también el voto de descontento de antiguos votantes del PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de mayo de 1987

Más información

  • Las últimas encuestas del CIS estiman que bajará algo el PSOE y subirá el CDS