Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS ELECCIONES DEL 10 DE JUNIO

El Parlamento Europeo impulsa la unidad política

A partir de hoy y hasta el sábado se publicarán en estas páginas especiales, dedicadas a la campaña de las elecciones del próximo 10 de junio, una serie de semblanzas (con declaraciones) de los cabezas de las principales candidaturas al Parlamento Europeo. Junto a ellos se analizarán cada día, brevemente, las listas de cada uno de los partidos y coaliciones que se presentan a las elecciones europeas, así como su acomodo o su eventual inclusión dentro de los grupos que actualmente componen la Cámara de Estrasburgo. Las páginas se completarán con trabajos sobre la historia y funcionamiento del Parlamento y sobre las candidaturas minoritarias que también compiten en junio.

"El Parlamento Europeo es un Parlamento que no lo es del todo, pero que aspira a serlo". Esta expresión, formulada recientemente en Bruselas por un alto funcionario español destinado en el secretariado general del Parlamento, refleja con cierta brusquedad, pero con bastante exactitud, la realidad de una Asamblea que carece de competencias para elaborar leyes, pero que por las atribuciones que va acumulando avanza hacia la homologación con un Parlamento nacional. En todo caso, sus iniciativas constituyen uno de los principales factores de impulso de una unidad política europea.La aprobación, en febrero de 1986, del Acta única Europea, que pretende la creación de un verdadero mercado comunitario sin fronteras para antes de que finalice 1992, se produjo precisamente como resultado de una conferencia intergubernamental convocada por el Consejo Europeo, que agrupa a los jefes de Estado y presidentes de Gobierno de los Estados miembros de la CE, pero promovida por el Parlamento Europeo.

El Acta única establece un procedimiento de cooperación consistente en la participación del Parlamento en la elaboración de las normas referidas a 19 materias o ámbitos de decisión de la Comisión Europea. Si un texto del Consejo de Ministros es rechazado por la mayoría absoluta del Parlamento, no podrá imponerlo, conforme al Acta Unica, si no cuenta con la aprobación unánime de sus miembros. En todo caso, y tras una resolución del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, el Consejo está obligado a esperar a que el Parlamento emita su dictamen antes de otorgar a una norma rango legal.

Desprovisto de la capacidad de tomar las decisiones vinculantes para los 12 países de la CE, el Parlamento Europeo desempeña una función de control político de la Comisión Europea. La trascendencia de este control queda de manifiesto no sólo en las cerca de 2.000 preguntas que anualmente suelen formular los eurodiputados a la Comisión, sino en la votación anual del presupuesto de la CE -el Parlamento Regó a rechazar los de 1979 y 1984- y en la posibilidad de derribar a la Comisión mediante una moción de censura.

Las reuniones del pleno tienen como sede el palacio de Europa, en Estrasburgo, mientras que las comisiones se reúnen en Bruselas y la secretaría general del Parlamento se encuentra en Luxemburgo. El actual presidente de la Cámara es el conservador británico Henry Plumb.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de mayo de 1987