Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UEFA cierra el Bernabéu por dos partidos e inhabilita a Juanito por cinco años

El comité de control y disciplina de la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA) sancionó al Real Madrid a jugar los dos próximos años de competición europea en el Santiago Bernabéu a puerta cerrada, inhabilitó a Juanito hasta el 31 de julio de 1992, a Hugo Sánchez con un partido de suspensión y al club con 3,5 millones de pesetas de multa por "incorrecto comportamiento del equipo" en la eliminatoria con el Bayern Múnich. El defensa muniqués Augenthaler fue suspendido con cuatro partidos. Al Madrid, la sanción le supone perder unos 180 millones de pesetas de su próximo presupuesto europeo.

El Real Madrid se verá obligado a jugar a puerta cerrada en el Bernabéu sus dos próximos partidos europeos. Con esta sanción, que la UEFA ha preferido a la clausura para evitar así un posible destierro a otra ciudad española, el organismo disciplinario castiga económicamente, y a los seguidores del equipo que de otra manera podrían desplazarse al lugar que la directiva eligiese como recambio del Bernabéu. Además, la UEFA prohíbe que esos dos partidos sean televisados e incluso radiados.El Madrid va a perder, por la actitud de los ultrasur, 180 millones de pesetas, cantidad que sus responsables económicos, de forma moderada, han presupuestado las dos últimas temporadas como previsión por pasar las dos primeras eliminatorias. En cualquier caso, las pérdidas económica dependen de los equipos que le correspondan al Madrid.

Esta temporada, en la Copa de Europa, el Madrid ingresó 49 millones -entre taquilla y derechos de televisión a las tres cadenas suizas- contra el Young Boys, suizo, y nada menos que 174 en la segunda eliminatoria, contra la Juventus, por taquillaje y derechos de televisiones europeas. El Madrid recaudó luego otros 130 millones frente al Estrella Roja y 214 con el Bayem Munich -160 por taquillaje, 26 de Televisión Española, 12 de publicidad estática en el estadio y 14 más por otros derechos televisivos-. Estos beneficios han sido, sin embargo, algo inferiores a los conseguidos el año anterior en la Copa de la UEFA, competición en la que se disputa una eliminatoria más.

La decisión de la UEFA se conoció ayer. El comité disciplinario lo preside el italiano Alberto Barde y lo integran, además, el español Josep Lluís Vilaseca, el belga Louis Wouters, el alemán occidental Otto Andres, el austriaco Otto Demuth, el checoslovaco Rudolf Bata, el islandés Ellert Schram y el británico Robert Stracham. El representante español y el alemán occidental se ausentaron cuando se trató el caso del Madrid-Bayem.

'Cadena perpetua'

La inhabilitación hasta el 31 de julio de 1992 a Juanito supone, en realidad, una cadena perpetua encubierta. El madridista agredió a Matthaus en Munich, tras una durísima entrada del jugador del Bayem a Chendo, que éste repelió, aunque fue Juanito quien pisoteó en el suelo al cerebro del equipo muniqués.En cuanto a Hugo Sánchez, el árbitro francés Vautrot le enseñó una tarjeta amarilla por entregar el balón a un rival, en actitud que el colegiado entendió como despectiva. Hugo tuvo también un incidente con Augenthaler, que costó la expulsión de éste, a quien la UEFA ha suspendido con cuatro partidos.

Por último, la UEFA ha multado al Madrid con 3,5 millones de pesetas "por el comportamiento particularmente incorrecto del equipo en el partido de Munich". Casi todos los jugadores madridistas rodearon al árbitro escocés Valentine después de que éste sancionase con penalti una caída del jugador Dorfner, a quien Buyo había arrebatado el balón. Jugadores madridistas indicaron luego que el árbitro no tomó ninguna medida contra ellos "porque tenía mala conciencia por ese injusto penalti".

Santillana, capitán del equipo, afirmó ayer: "Todo ha sido muy desmesurado y es lamentable que por un pequeño grupo de gente nos pase esto. La UEFA siempre se ha mostrado muy dura, aunque si se hiciera igual en España se acabaría con la violencia en los estadios".

El Madrid tiene de plazo hasta el próximo martes para presentar su recurso. En 1976 se clausurá ya el Bernabéti por dos temporadas, rebajadas luego a una, por la agresión de un espectador al árbitro austriaco Linnemayer, en otra semifinal europea con el Bayern.

Por otro lado, la UEFA sancionó al zaragocista Güerri con cuatro partidos -fue expulsado contra el Ajax-, al juvenil José María García con tres -por expulsión en el España-RFA-, y advierte al seleccionador español, Miguel Muñoz, por salir al borde del terreno de juego en el Austria-España.

Una carrera llena de conflictos

"Tengo un pronto de dos segundos que me pierde". Es la frase que más veces ha repetido Juan Gómez a lo largo de una larga vida de conflictos, iniciada a los 14 años cuando falsificó su edad para jugar en Primera Regional. A los 18 años, en el Burgos, ya fue expulsado dos veces. "Le dije a un árbitro que no entendía cómo, con lo bueno que era, se había vendido".Tras un paréntesis de 15 días en el calabozo, por salir del cuartel para jugar con el Burgos, ficha por el Madrid y enfila el récord. Temporada 1977-1978: corte de mangas al público de Belgrado en un Yugoslavia-España; a cambio recibe un botellazo desde la grada. 1978-1979: organiza una especie de motín en el Mundial de Argentina, esta vez con argumentos de peso: "Nos hospedaron en una antigua caballeriza, las habitaciones eran los establos, el cuarto de baño no tenía suelo, los sumideros de agua corrían por los dormitorios. Olía fatal". Eso era en junio. En noviembre agrede a un juez de línea en Zúrich, contra el Grasshoppers. Dos años de inhabilitación, rebajados luego a uno por la UEFA. 1981-1982: lleva al juzgado al presidente del Barcelona, Josep Lluís Núñez, por haber dicho que iba embarazando a mujeres por las esquinas. 1982-1983: se pelea con Stielike. "Se metió con mi profesionalidad. Le contesté que era un vigilante, un alemán de mierda. Estuvimos más de un año sin hablarnos, pero le despedí subiéndole a hombros porque lo había dado todo en el Madrid".

1984-1985: 200.000 pesetas de multa por torear una vaquilla y 100.000 más por enseñar el video a la plantilla. 140.600 pesetas en vísperas de un partido con el Anderlecht: "Dije que Amancio, el entrenador, llevaba a Lozano a Bruselas de intérprete". Otra multa de 400.000 pesetas por una juerga nocturna en Milán, tras perder con el Inter. 1985-1986: salda sus cuentas con Stielike cuando el alemán llega al Bernabéu con el Neuchâtel, suizo. Juanito le escupe a la cara. Stielike contesta con una entrada a la cabeza de Juanito. 1986-1987: pisa la cabeza a Matthaus. Inhabilitado hasta 1992. Lo último.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de mayo de 1987

Más información