Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EA trata de perfilar un nacionalismo progresista en su congreso constituyente

Un millar de delegados procedentes de la comunidad autónoma vasca, Navarra y el País Vasco francés iniciaron ayer en la ciudad deportiva Amaya, de Pamplona, el congreso constituyente de Eusko Alkartasuna (EA). Las ponencias del congreso, "que finalizará el domingo por la noche con la proclamación de la nueva ejecutiva del partido, presidida previsiblemente por Carlos Garaikoetxea, intentan perfilar una alternativa nacionalista radical, socialdemócrata y pacifista. La primera jornada se centró en la discusión del modelo organizativo, raíz de la polémica que llevó a la escisión del Partido Nacionalista Vasco (PNV) hace siete meses, y de varias enmiendas sobre el aborto.EA aborda su definición política y programática cuando cuenta ya con 16 parlamentarios autonómicos y varios centenares de alcaldes y concejales. Los debates del congreso se iniciaron "con una agilidad y profundidad ideológica a la que no estábamos acostumbrados en el PNV", en palabras del parlamentario foral navarro Iñaki Cabasés. Los 15.000 afiliados del partido presentaron más de 2.000 enmiendas a las ponencias, que han que dado refundidas en unas 600 para su discusión en el congreso.

En el partido coexisten tendencias ideológicas de raíces muy distintas, desde las posiciones antimarxistas a ultranza del colectivo Bultzagilleak, con fuerza en Guipúzcoa, hasta una corriente abiertamente socialdemócrata y partidaria de fundir las reivindicaciones nacionalistas con una política modernizadora y progresista, pasando por los sabinianos y los abertzales sin más. Los textos propuestos al congreso representan un compromiso entre todas las sensibilidades, pero con una clara intención progresista.

En la discusión en comisiones, iniciada tras la apertura de las sesiones por el presidente saliente, el alavés Manu Ibarrondo, y la elección del economista guipuzcoano Gurutz Ansola para la presidencia del congreso, fue rechazada una enmienda presentada por la agrupación de Vitoria que pretendía suprimir los órganos provinciales y estructurar el partido únicamente mediante organizaciones locales y nacionales. EA contará, por tanto, con un congreso, órgano soberano responsable de su estrategia y de la elección de su ejecutiva, y asambleas de nivel local, regional y nacional, con capacidad de decisión en su ámbito entre congresos.

Intento de asalto

Fuentes de Eusko Alkartasuna informaron, por otra parte, que supuestos agentes de paisano de la Ertzaintza (policía autónoma vasca) con automóviles camuflados, perteneciente al grupo secreto Ekintza (acción) intentaron en la madrugada del viernes asaltar la sede del partido en San Sebastián.Los individuos, uno de los cuales fue identificado como Pello Arcelus, supuestamente adscrito a la Consejería de Interior del Ejecutivo de Vitoria, intentaron llegar con una escalera a una ventana del local, ubicado en un primer piso, pero desistieron al advertir la presencia en el interior de un retén de seguridad. Fuentes de la Consejería de Interior del Gobierno autónomo, consultadas ayer, no se habían pronunciado sobre este incidente a última hora de la tarde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de abril de 1987