Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'CUMBRE' HISPANO-FRANCESA

La 'cohabitación', en Madrid

Madrid se ha convertido, durante unas pocas horas, en la capital de Francia. El jefe del Estado francés, François Mitterrand, y el jefe del Gobierno, Jacques Chirac, han trasladado a la capital de España, junto con el numeroso séquito de consejeros presidenciales y de ministros y secretarios de Estado, sus peculiares relaciones y reparto de funciones.El socialista François Mitterrand tiene en sus manos, como presidente, la última responsabilidad de la defensa y de las relaciones exteriores de Francia. Jacques Chirac tiene la responsabilidad exclusiva sobre todos los otros temas de la gobernación del país, pero tiene que contar con el derecho del presidente a negarse a firmar algún decreto, oa expresar públicamente su disconformidad con las iniciativas políticas del Gobierno. Según las cuentas publicadas ayer por el diario conservador Le Figaro, Mitterrand ha expresado en 24 ocasiones, en el año de gobierno de Chirac, sus reservas ante la acción gubernamental.

Esta situación, que tiene ahora un año de vida, y resulta inédita en la V República francesa, se ha trasladado durante unas horas a Madrid con especiales reflejos en el programa de actos y en el protocolo. Chirac no asistirá, por ejemplo, a la conferencia de prensa final, cuyo protagonismo recae en los dos presidentes. En otras cumbres, principalmente las celebradas al principio de la cohabitación, Chirac encabezaba el acompañamiento de ministros silenciosos que escuchaban a Mitterrand en sus declaraciones a la Prensa.

El primer ministro abandonará Madrid al final de la mañana de hoy, justo para cruzarse con el ministro de Estado y ministro de Economía, Edouard Balladur, que representará la cabeza de la gobernación de Francia en París en ausencia de los dos mandatarios máximos. La presencia de Balladur en Madrid y el juego de la cohabitación habrán llevado a que durante unas pocas horas, cinco aproximadamente, desde las nueve de la mañana hasta la una de la tarde, Francia se quede sin Gobierno y sin presidente.

Versión doble

Pero el juego de la cohabitación también ofrece la oportunidad de obtener dos versiones matizadas de la cumbre, la del gabinete del presidente y la del gabinete del primer ministro. Mientras en el Elíseo, el palacio presidencial, se subraya el protagonismo de François Mitterrand en la adhesión de España a la CE, en Matignon, palacio del jefe de Gobierno, se destaca la importancia del encuentro entre el presidente español, Felipe González, y el primer ministro Jacques Chirac antes del verano de 1986, en La Haya, con vistas al relanzamiento de las relaciones entre ambos países.

Para el Elíseo, la cumbre de Madrid es la expresión del acuerdo entre el rey Juan Carlos y el presidente Mitterrand, obtenido en julio de 1985 en París, mientras que para Matignon es la expresión de la voluntad del Gobierno conservador francés de estrechar los lazos entre ambos países.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de marzo de 1987