Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Huelga de maestros

Ante todo, deseo expresar mi apoyo a aquellos que defienden sus derechos y reivindicaciones. Pero mi carta es para defender a otros ciudadanos que también tienen unos derechos, si bien su única forma de manifestarlos es por medio del pataleo y a través de los medio de comuniación.Cuando los huelguistas cubren un servicio público, se les exige cumplir con unos "servicios mínirnos" para que los usuarios se sientan menos perjudicados. Pero, ¿qué ocurre con la enseñanza? ¿No es un servicio público?

En ningún organismo oficial me han podido dar explicación ni solución al problema que se nos plantea a los padres que tenemos ninos pequenos y lasuerte de trabajar los dos, ante la perspectiva de tener tres días los niños en casa. ¿Pedimos tres días de vacaciones? ¿Buscamos un canguro? ¿Dejamos los niños solos en casa? Hay que presionar ante quien sea el responsable de la situación de los maestros de EGB. Tenemos que hacer piña padres y maestros para conseguir una mejor educación. Pero no es justo utilizar a los padres abusando de su paciencia y apelando a su comprensión.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de febrero de 1987