Los abogados opinan que el juez exculpará a López de Letona de la querella presentada por los Coca

El titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Madrid decidió no tomar declaración a José María López de Letona, vicepresidente de Banesto, en relación con la querella presentada por la viuda de Ignacio Coca y sus cinco hijos por los presuntos delitos de usura y falsedad de documento mercantil, al no estar en el banco en el momento en que tuvieron lugar las negociaciones para la absorción del Banco Coca por parte de Banesto. Los Coca, que han pedido que no se paralice el procedimiento mercantil de los embargos por la presentación de la querella, no recurrirán la decisión del titular del Juzgado número 32, dé archivar las actuaciones contra el presunto delito contra la persona de Ignacio Coca.

La declaración de Pablo Garnica, presidente de Banesto, de una duración aproximada de dos horas y media, y la algo más breve de José María Sainz de Vicuña, consejero de la misma entidad, se centraron en aspec tos relativos al proceso de fusión de Banesto y el Banco Coca, realizada en 1978, y a las negociaciones posteriores para establecer la forma de pago de la deuda de los Coca ahora en litigio. Garnica, en un tono jocoso, manifestó que su impresión tras declarar ante el juez ,era buena, aunque quien debe tenerla es el juez" y se negó a revelar el contenido de la misma, pero dijo que "he explicado muchas cosas".Satisfacción

López de Letona declaró a la salida del juzgado que el titular le había pedido exclusivamente que ratificara que entre 1979 y 1983 no había ocupado cargos ejecutivos en Banesto y que "al ser así, ya que solo llevo 10 meses ocupando cargos de responsabilidad en Banesto" el juez decidió no seguir preguntándole. El máximo ejecutivo de Banesto señaló que éste era el típico caso de presentación de una "querella para no pagar una deuda" y mostró su satisfacción porque el juez del juzgado 32 de Madrid decidiera archivar la parte de la querella presentada por los herederos de Ignacio Coca contra los directivos de Banesto sobre posibles responsabilidades en el suicidio de Coca.Sainz de Vicuña, que fue uno de los principales protagonistas de la absorción del Banco Coca por Banesto, fue algo más allá en sus declaraciones a la Prensa y afirmó que no se sostenían y que "lo único que se perseguía con la presentación de la querella era impedir la realización de unos procedimientos ejecutivos perfectamente legales".

Sin embargo, Enrique Sánchez-Prieto, abogado mercantil de los Coca negó esta posibilidad. "No sólamente no queremos que se paralice el proceso mercantil sobre los embargos, sino que queremos acelerarlo porque creemos que lo vamos a ganar. Como faltaban de embargar cuatro sociedades, el miércoles fui al Juzgado número 20 con Iñigo y Borja Coca para que se hiciera efectivo el embargo. Ayer rogué al juez Galán que si era posible, evitase alguna decisión de oficio sobre las pólizas de crédito personal que paralizase el embargo".

El abogado del banco, José María Stampa-Braun, señaló que "la declaración ha ido bien" y que espera que se archiven las acusaciones por no mantenerse en pie. Para Stampa-Braun se trata de un claro caso de querella catalana.

Para Horacio Oliva, abogado de los Coca, las declaraciones de ayer constituyen el principio de un largo proceso. En la comparecencia ante el juez, los querellados, según este letrado, habían analizado en profundidad los distintos aspectos de la fusión por absorción del Banco Coca por Banesto.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS