Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herrero de Miñón se propone como vicepresidente de AP con plenos poderes

Miguel Herrero se propuso anoche como vicepresidente de AP, con plenos poderes, 48 horas antes del congreso. La propuesta incluye a Gerardo Fernández Albor como presidente y a Antonio Hernández Mancha como secretario general. Abel Matutes y Fernando Suárez ocuparían otras vicepresidencias, en una oferta que, a su juicio, evitaría llegar al congreso con más de una candidatura. Herrero ostentaría la dirección parlamentaria, la dirección política e institucional y las relaciones con las fuerzas sociales y con los partidos, tareas que consideró "inherentes al cargo de portavoz del grupo parlamentario".

El actual portavoz del Grupo Popular del Congreso convocó noche apresuradamente a los informadores en la Cámara Baja para hacerles saber su propuesta. Herrero se trasladó al Congreso desde la sede de AP donde había mantenido un encuentro con Hernández Mancha. Aseguró que su propuesta era conocida por éste pero no contestó a la pregunta de cuál había sido la respuesta de Hernández Mancha, aspirante a la dirección de Alianza Popular.Fuentes parlamentarias proclives al proponente aseguraron que este esquema demuestra "la gran habilidad política" de Herrero ya que ha situado a Hernández Mancha en una dificil tesitura. "Si rechaza la propuesta se verá en una situación muy dificil para explicar a las bases por qué no acepta a Fernández Albor como presidente". Los dos candidatos a ostentar el máximo poder en el partido se enfrentarán hoy públicamente por primera vez en un debate organizado por el Club Liberal de Madrid.

Por su parte, la comisión organizadora del congreso extraordinario de AP, que preside Félix Pastor Ridruejo, se reunirá mañana en la sede nacional de AP con los autores de las principales enmiendas presentadas al proyecto de reforma de los estatutos del partido, en un encuentro en el que previsiblemente los representantes de las dos candidaturas que parecen abocadas al enfrentamiento por la dirección de Alianza Popular mostrarán si cabe alguna posibilidad de conciliación entre ellas.

En la reunión quedará de manifiesto cuál es la concepción del partido en cada uno de los dos sectores y si prefieren que exista un reparto de poder entre la presidencia y la secretaría general del partido, como ha propuesto Pastor Ridruejo, o la concentración en una sola persona, ya sea el presidente o el secretario general.

La reforma sugerida por la comisión organizadora -que tendrá lugar el sábado y domingo en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid- atribuye al presidente de AP la coordinación "de la acción política del partido en su vida externa, así como el conjunto de actividades públicas encaminadas a la consecución de los fines de AP", mientras que otorga al secretario general la máxima responsabilidad sobre el funcionamiento interno de la organización.

El congreso extraordinario, para el que están acreditados 2.837 delegados -de ellos, 2.478 han sido elegidos y 359 son compromisarios natos por los cargos que desempeñan-, estará presidido por Gabriel Cañellas, presidente del Gobierno autónomo de Baleares, en el caso de que sea aprobada la propuesta de la comisión organizadora.

Aunque Manuel Fraga figura como primer miembro de la denominada "mesa de honor" del congreso, éste no ha confirmado su asistencia a los debates congresuales. Según alguna personalidad próxima a él, es casi seguro que acuda al acto de clausura del congreso, mientras que dependerá de que se presente o no una única candidatura para la dirección del partido el que acuda a ejercer su derecho de voto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de febrero de 1987

Más información

  • Fraga ejercerá su derecho al voto si se presenta una única candidatura