Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Óscar Ladoire 'on the road'

El actor de Ópera-prima Óscar Ladoire se lanzó poco después de interpretar aquella película a la realización de su propia ópera prima, producida, y no es casualidad, por el director de aquella, Fernando Trueba. Y no es casualidad porque ambos pertenecen a la misma generación, no sólo tienen preocupaciones que -por lo visto de su cine- son en cierto modo comunes, sino que, además, son cinéfilos hasta la médula, devoradores devotos de los grandes clásicos y entusiastas lectores del cine moderno, de Wenders a Tanner.De estos dos últimos cineastas hay algo en A contratiempo. Sabor existencial, búsqueda de sustancias que no son otra cosa -que la propia identidad y argumento estructurado en forma de road movie; una road movie a la española, cosa poco habitual, con bastante empuje. Se trata de un viaje iniciático al propio interior del protagonista, que interpreta Ladoire, con el contrapunto de una quinceañera (espléndidamente interpretada por Mercedes Resino) de aparente pureza existencial.

Con sus defectos narrativos veniales y con sus pequeños reparos conceptuales, el filme es un agradable ejercicio cinematográfico, serio dentro de su tono de comedia social, emocionado homenaje al cine de autor.

A contratiempo se emite hoy, por TVE-2, a las 22.10.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de enero de 1987

Más información

  • 'A CONTRATIEMPO'