Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alerta en las carreteras del norte de España ante las precipitaciones de nieve

Las precipitaciones de nieve y las bajas temperaturas que asolan desde hace días la mitad norte peninsular provocaron ayer el cierre de algunos puertos de montaña y la necesidad de circular con cadenas en muchos otros. Las comunicaciones con el norte de España se vieron afectadas en algunos puntos por el temporal y numerosos trenes con destino a Madrid sufrieron retrasos generalizados. A la hora del cierre de esta edición, sólo un puerto, el de Pozazal, en Santander, se encontraba cerrado al tráfico de camiones. Las predicciones del tiempo para hoy señalan temperaturas bajas y chubascos de nieve en el noroeste peninsular.

El servicio de Tele-ruta de la Dirección General de Carreteras, al igual que hizo el pasado lunes, recomienda a todos los conductores que viajen durante estos días hacia el norte ir provistos de cadenas ante las posibles precipitaciones de nieve y la formación de placas de hielo en las carreteras. Igualmente, tanto Tele-ruta como la Dirección General de Tráfico (DGT) recomiendan a los conductores que antes de emprender viaje se pongan en contacto con sus teléfonos para obtener información puntual sobre el estado de las carreteras y los accesos a los principales puertos de montaña. Los teléfonos de Tele-ruta son el 44172 22 y el 459 50 00 de Madrid. La DGT dispone del 742 12 13 de Madrid y el 421 13 33 de Barcelona (este último para el área de Cataluña).En Cantabria, la nieve caída durante la noche anterior dificultó ayer la circulación rodada en la región, donde, al mediodía, los puertos principales, Escudo y Pozazal, se encontraban, respectivamente, con cadenas y cerrado al tráfico, informa Jesús Delgado. Este último puerto fue abierto posteriormente al tráfico de vehículos, aunque permaneció cerrado para los camiones. En otros puertos, como el de Los Tornos, San Glorio y Zona de Carrales, también era obligatorio ayer por la tarde el uso de cadenas. En otras vías de la red secundaria el hielo y la nieve mantienen totalmente suspendida la circulación. Numerosos pueblos de la zona alta están ya bloqueados por el primer temporal del invierno.

Dificultades en Asturias

En Asturias fue necesario circular con cadenas en siete puertos de montaña: Tarna, Acebo, Somiedo, Ventanas, Pontón, Leitariegos y Rañadoiro, aunque al cierre de esta edición sólo en el de Pontón continuaba la obligación de las cadenas, informa Mario Bango. En los demás, especialmente en Pajares, las brigadas de limpieza realizaron una intensa labor para dejar en buenas condiciones el paso. La comunicación con la meseta a través de la autopista del valle del Huerna se realizó con normalidad, aunque los responsables de Tráfico ruegan prudencia por la nieve y las heladas nocturnas.

Por otra parte, en Navarra, la circulación con cadenas y máxima precaución era necesaria ayer en un total de 15 puertos navarros de montaña, informa Mikel Muez. Concretamente en los puertos de Velate (entre Pamplona e Irún), Azpiroz (entre Pamplona y San Sebastián), Erro, Mezquiriz, Ibafleta, Urbasa, Lizarrusti, Abaurreas, valle de Goñi, Otxondo, Echauri, Huici, Lizarraga, Cabredo y Meano, así como en la carretera nacional I a su paso por la provincia. Según el servicio de Tele-ruta, en la tarde de ayer sólo era necesario el uso de cadenas en Velate y Azpiroz.

Las predicciones meteorológicas del observatorio del aeropuerto de Noáin-Pamplona anunciaron la continuación de chubascos de nieve y temperaturas bajo cero que mantendrán las carreteras con capas de hielo debido a las heladas nocturnas. El aeropuerto de Noáin funcionó ayer con normalidad y el servicio de carreteras de la Diputación Foral de Navarra reiteró el consejo de circular con la máxima precaución por toda la red viaria del norte de Navarra.

En la comunidad castellano-leonesa, y según el servicio de Tele-ruta, el puerto de Monteviejo, en León, y el de Piqueras, en Soria, continuaban ayer por la tarde bajo la obligación del uso de cadenas, aunque el mal tiempo reinante y las intensas heladas produjeron dificultades de circulación en casi toda la región.

Situación en los Pirineos

Por otra parte, en Huesca tambien fue obligatorio el uso de cadenas en Somport, en Forrriigal. Tambien las nevadas caídas desde ayer en las comarcas leridanas del Vall d'Aran y Pallars Sobirà hacen necesario el uso de cadenas para circular por los puertos de montaña de la Bonaigua y el Portillón y en la nacional N-230, en los accesos al túnel de Viella. Las previsiones meteorológicas anuncian nuevas nevadas en esas comarcas pirenaicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de diciembre de 1986

Más información

  • Las cadenas son necesarias en numerosos puertos de montaña