35.000 aspirantes controlados por ordenador

Unas 35.000 personas se han presentado a las oposiciones del Ayuntamiento de Madrid para cubrir 780 puestos de trabajo. La cifra se verá incrementada en las próximas semanas al estar prevista la convocatoria de otras 500 plazas, muchas de ellas, como las de auxiliares administrativos o conserjes, con una previsible demanda masiva.La avalancha de solicitudes le ha obligado al Ayuntamiento a modernizarse y utilizar la informática, con el fin de garantizar la limpieza del examen. Con el dinero que recauda el ayuntamiento de los derechos de examen -entre 500 y 2.000 pesetas, según las categorías-, alquila locales para examinar a los opositores de 1.000 en 1.000, pone el material necesario, y paga dietas a los miembros del jurado venidos de fuera de Madrid.

Más información

"El sistema es algo complicado, pero nos permite corregir exámenes sin saber la personalidad del examinado y utilizar un sistema de selección d¿ preguntas sin posibilidades de su conocimiento previo", dice Lobato.

Previamente, distintas imprentas de la periferia madrileña reciben una lista con varios cientos de preguntas sin contestación; luego, en los sótanos de la plaza de la Villa se introduce un programa en el ordenador, indicándole el número de grupos en que se ha dividido a los aspirantes y el número de preguntas a seleccionar.

La respuesta del ordenador es inmediata tras sortear y elegir dentro de cada tema las preguntas que tendrá que contestar cada grupo. Estas listas de números que salen en una impresora -sólo puede salir una copia- se introducen en sobres, que se lacran y se llevan a las imprentas. Allí, en presencia del jurado, los encargados comprueban cuáles son las preguntas que corresponden a los números seleccionados, y ordenan su impresión.

Los impresos de examen, por su parte, tienen una solapa numerada en la que el opositor pondrá el nombre. Arrancada ésta, los aspirantes se convertirán para el jurado, a partir de ese momento, en números que han de señalar la respuesta entre cuatro posibles soluciones.

La operación se completará también por medios infórmáticos. Una lectora óptica a la que se suministra una plantilla con las respuestas correctas se ocupará de comprobar los aciertos a una media de 40 ejercicios por minuto.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción