Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

2.000 niños asisten a la VI Semana del Juguete en Tetuán

Para viajar de un país a otro basta con tirarse de las orejas primero y de la nariz después, decir bulubulubulu primero y carrascaplasplás después. Ese era el consejo que daba el grupo de títeres Carampá en la VI Semana del Juguete, que se ha celebrado en el distrito de Tetuán de lunes a viernes; 10.000 globos, 2.000 libros de cuentos, 2.000 bolsas de caramelos y 10.000 pegatinas han sido repartidos entre los dos millares de niños que han asistido.

"Los adultos son muy rarillos", recita el bufón. "Hacen las noticias para que nadie las entienda. ¿Entendéis vosotros a los mayores?". "¡Nooo!", gritan los niños. Cuando el bufón pregunta: "¿Córno os gustaría que fuera el mundo?", la respuesta es desigual: "Con paz", "al revés", "con marcianos".Las marionetas -un Neptuno andaluz, un balleno chiquitillo, Tomasa y Estornudo- buscan en el centro cultural de Tetuán al sol, que ha sido secuestrado por los relojes automáticos. Los niños de preescolar que contemplan el tinglado de títeres les gritan a los relojes con total convencimiento: "Sois unos chorizos".

Por primera vez, los actos no se celebran bajo una carpa circense instalada en un solar del barrio. El escenario ha sido este año el centro cultural José de Espronceda, en la calle de Almansa, inaugurado hace poco más de dos meses.

El traslado ha supuesto un gran aumento de los problemas de espacio. Leandro Crespo, concejal presidente de la Junta de Tetuán, pide a los padres que se conciencien de que los protagonistas son los niños. "No se puede consentir que ocupen los asientos del salón de actos las personas mayores".

Talleres de maquillaje

La semana, que se ha centrado en los temas del circo y la Navidad, ha dado cabida a talleres de maquillaje, equilibrio sobre rulos, acrobacia de suelo, concurso de villancicos, actuaciones de magos y payasos, y teatros con los niños como actores, tramoyistas y decoradores.El grupo-escuela de circo Generación Cristal ha organizado una exposición con carteles, fotografías, dibujos y vídeos del circo. En uno de los carteles, el circo Royal anuncia "antipodistas, domadora de gansos, malabaristas excéntricos y liliputienses: seres perfectos de 67 a 95 centímetros". Otro, del año 1953, presenta como principal atracción a la jirafa más alta del mundo.

Estreno mundial fue el teatro-danza La nube blanca y la nube negra, "cuento infantil ecologista y majo", según su autor, Fernando Jiménez. La particularidad de esta obra es que 45 niños asistentes a los talleres municipales de danza y creatividad se encargaron de los escenarios, decoración, interpretación, vestuario, tramoya y danza. Para el concejal Leandro Crespo, lo que más les gusta a los niños es "que les expliquen por qué se pueden hacer o no las cosas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de diciembre de 1986