Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lujo y polémica para Las Teresitas

Un nuevo plan de urbanización de la playa tinerfeña enfrenta a socialistas e independientes

Un proyecto de urbanización de la playa de Las Teresitas, que supondrá la creación de cerca de 6.000 plazas hoteleras y la convertirá en la primera zona turística de Santa Cruz de Tenerife, enfrenta en la actualidad a la Agrupación Tinerfeña de Independientes (ATI), que gobierna la ciudad, y el Partido Socialista de Canarias (PSC-PSOE), en la oposición. Esta polémica entre dos visiones diferentes sobre el modelo de futuro de una capital habitada por 200.000 personas se encuadra en los constantes desacuerdos mutuos de los últimos años entre socialistas e independientes.

El enfrentamiento entre los socialistas, instalados en el Gobierno autónomo, y los independientes, atrincherados en este municipio, ha saltado nuevamente al primer plano de actualidad a raíz de la aprobación, con los votos de ATI, en el último pleno de ese ayuntamiento, celebrado a finales del pasado mes de noviembre, del nuevo plan parcial del polígono de Playa de Las Teresitas.El plan, que incluye la construcción de 10 hoteles y apartoteles, con una inversión de 15.000 millones de pesetas, ha encontrado la fuerte oposición del Grupo Socialista, que ha cuestionado públicamente los beneficios que pueda representar para el desarrollo de la ciudad.

"Hoteles en plena playa"

En opinión de José María Lorente, portavoz del Partido Socialista Canario (PSC-PSOE) en el Ayuntamiento, "lo más grave de todo esto es que pretenden levantar los hoteles en plena playa, cometiendo una flagrante agresión paisajística". Adán Martín, de ATI, primer teniente de alcalde y presidente de la Comisión de Urbanismo, reconoce que esta decisión "tuvo que ser profundamente meditada", pero piensa que "la solución no podía ser otra; los hoteles suelen estar frente a las playas en todos los casos conocidos"; y añade: "Aquí hemos impuesto un límite de seis plantas y ático para evitar, precisamente, ese impacto estético". El actual volumen edificatorio de 900.000 metros cúbicos representa, según señala, la tercera parte del previsto en planes anteriores. Los socialistas acusan a los independientes de querer acotar la playa para la población hotelera, mientras la mayoría gobernante en dicho ayuntamiento niega que tal posibilidad vaya a producirse. La inversión privada correrá a cargo de capital español y extranjero, el Ayuntamiento prevé generar alrededor de 2.500 empleos directos.

Turismo selectivo

El portavoz socialista califica el proyecto de "maniobra ilusionante", y advierte a los comerciantes del centro de la capital sobre una especie de "tinio de Las Teresitas", ya que, según indica, el nuevo complejo incluye un centro comercial que absorberá la demanda."Nosotros queremos que nuestra ciudad, una de las dos capitales de Canarias", afirma por su parte el primer teniente de alcalde de Santa Cruz, "despegue como una zona de turismo selectivo; y para ello crearemos también un parque marítimo con una inversión similar a la de la playa de Las Teresitas".

Este popular lugar de bañistas, principal foco de atracción turística de la ciudad, fue creado en los años sesenta, con arena del desierto del Sáhara, a unos cuatro kilómetros del núcleo capitalino. Hasta ahora ha carecido de infraestructura hotelera por las discrepancias surgidas entre las distintas corporaciones municipales y la Junta de Compensación, que agrupa a los propietarios de las parcelas. Sus planes de acondicionamiento se han visto sometidos a sucesivas revisiones en los últimos 20 años. El Ayuntamiento (formado por 16 concejales de ATI, seis del PSC PSOE, tres de Alianza Popular y dos del Grupo Mixto) ha optado ahora por renunciar a una decla ración de 1967 mediante la cual la zona quedaba considerada como centro de interés turístico nacional. Esta medida ha sido muy contestada por la oposición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de diciembre de 1986