Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos, a favor de iniciar la concertación después de las elecciones

La reciente reunión celebrada por Manuel Chaves, ministro de Trabajo, con el presidente de la CEOE, José María Cuevas, interpretada como el inicio de la concertación social, ha provocado el nerviosismo de los sindicatos. Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores son partidarios de no iniciar conversaciones hasta que finalicen las elecciones sindicales.

Medios del Ministerio de Trabajo insistieron ayer en que la reunión del ministro con el presidente de la patronal no tenía carácter negociador y que se trataba de un encuentro que ya estaba acordado hace semanas. Sin embargo, la entrevista ha servido para que los sindicatos adelanten sus posturas con vistas a la próxima negociación colectiva.Los dos sindicatos mayoritarios coinciden en que éste no es el momento adecuado para iniciar las conversaciones, y mientras Agustín Moreno, representante de Comisiones Obreras, se refirió explícitamente a la conveniencia de retrasar cualquier contacto hasta el mes de enero, una vez que esté resuelto el tema electoral, fuentes de la Unión general de Trabajadores señalaron que, efectivamente, hay que esperar como poco a finales de diciembre.

Las mismas fuentes de la central socialista adelantaron que "no se podrán limitar las negociaciones a aspectos exclusivamente salariales. El acuerdo ha de ser más completo". Palabras que coinciden con las de Agustín Moreno que también abre las negociaciones a cuestiones no estrictamente salariales.

No a la flexibilidad

Ambos sindicatos coinciden además en criticar las últimas declaraciones de los representantes empresariales (José María Cuevas, Jiménez Aguilar, Fernández Tapias). En UGT se asegura que "están distorsionando lo que tendría que ser un marco sosegado y tranquilo para la negociación colectiva. Todo parece indicar que quieren llevar la flexibilidad a la mesa de negociaciones sin aclarar qué entienden por ello y asociándola al despido".Agustín Moreno indicó, por su parte, que "la patronal defiende la flexibilidad y la moderación salarial. A eso diremos que no".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de diciembre de 1986