Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS EFECTOS DE LAS ELECCIONES VASCAS

PNV y socialistas recibirán 36 y 32 millones de pesetas por sus resultados

ENVIADO ESPECIALEl Partido Nacionalista Vasco (PNV) y el Partido Socialista de Euskadi-PSOE percibirán del Gobierno vasco 36 y 32 millones de pesetas, respectivamente, por sus gastos electorales y en virtud de los votos y escaños obtenidos en las elecciones del pasado domingo. El tercer grupo político en percepción de fondos públicos será Herri Batasuna (HB), con cerca de 23 millones de pesetas.

En el caso de que los diputados de HB decidan incorporarse a la actividad parlamentaria, la coalición abertzale recibirá del Parlamento una subvención global de dos millones y medio de pesetas al mes. La contribución prevista en los presupuestos de la Cámara para el presente año, que serán previsiblemente prorrogados, para financiar la actividad legislativa, es de 914.700 pesetas mensuales a cada grupo parlamentario y 114.400 pesetas más por cada diputado.

El PSE-PSOE recibirá de la Administración autonómica 32 millones de pesetas por los escaños y votos obtenidos y cerca de tres millones de pesetas mensuales del Parlamento por los diputados que ha conseguido y la disposición de un grupo parlamentario propio. Por ¡os mismos conceptos, el PNV recibirá casi 36 millones de pesetas del Gobierno autonómico y 2.800.000 pesetas mensuales del Parlamento.

HB percibirá cuatro millones de pesetas más que Eusko Alkartasuna (EA), que cuenta con un escaño más en el Parlamento, al haber superado en 36.000 votos al partido de Carlos Garaikoetxea. El ex lendakari recibirá algo más de 18 millones de pesetas en compensación por los gastos electorales y dos millones y medio de pesetas mensuales de la tesorería del Parlamento.

Euskadiko Ezkerra ingresará 15 millones y medio de pesetas por sus votos y escaños y dos millones de pesetas mensuales para el funcionamiento de su grupo parlamentario. Coalición Popular y el Centro Democrático y Social (CDS) percibirán cinco millones y medio y cuatro millones de pesetas, respectivamente, para la amortización de sus gastos electorales, así como 600.000 pesetas al mes para financiar su actividad parlamentaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 1986