Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Lerga y los investigadores decidieron llevar con discreción el caso del joyero desaparecido

El juez de Instrucción número 4 de Madrid, Luis Lerga, dirige reservadamente las investigaciones iniciadas por la denominada Brigada Anticorrupción de la Policía sobre la desaparición, el 7 de diciembre de 1983, del representante de joyería Mariano Loriente Chinchilla, según ha podido saber este periódico de fuentes judiciales. Fuentes próximas a la investigación consideran que la desaparición de Loriente está relacionada con la red de corrupción policial y en concreto con el grupo que estaba en conexión con Jaime Mesía Figueroa, procesado por el superatraco al Banesto.Los investigadores policiales han informado periódicamente a Lerga sobre el desarrollo de sus indagaciones que tanto éste como la policía han tratado de mantener en secreto. Ya desde el inicio de las indagaciones sobre la red de corrupción policial, los investigadores tuvieron conocimiento de la desaparición del representante de joyería, pero mantuvieron cierta cautela sobre el caso, dado que existía la posibilidad de que éste se hubiera fugado con las joyas que portaba en el momento de su desaparición -alrededor de 130 millones de pesetas-. Indagaciones posteriores han aportado, sin embargo, a los investigadores el convencimiento de que Loriente fue robado y posteriormente hecho desaparecer.

El hecho dé que Loriente trabajara para Recaredo González Pazos, en cuyo secuestro del 17 de marzo de 1978 aparece implicado Mesía Figueroa así como en otras acciones llevadas a cabo contra este joyero, han hecho relacionar la desaparición de Loriente con la red de corrupción policial y concretamente con el grupo próximo a Mesía Figueroa, procesado por el superatraco al Banesto.

Por este mismo caso se encuentran encarcelados los inspectores de policía Victoriano Gutiérrez Lobo y Adelardo Rafael Martínez García. El primero de ellos también se encuentra procesado por su presunta implicación en la desaparición de Santiago Corella, El Nani.

Fernando Salas, presidente de la Asociación contra la Tortura, que actúa como acusación popular en la desaparición de El Nani, anunció que la asociación se personará también como acusación popular en el caso del joyero Mariano Loriente. Fuentes próximas a la investigación comparan ambos casos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 1986