CASTILLA Y LEÓN

El desalojo de Riaño se retrasa al menos hasta el día 7

El Gobierno Civil de León ha señalado que el desalojo de las 23 familias de Riaño que iban a ser evacuadas ayer a causa de la construcción del pantano no se producirá en ningún caso antes del día 7. Por otra parte, los vecinos han interpuesto un nuevo interdicto ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cistierna para intentar evitar el derribo de sus casas.

El interdicto [mecanismo legal que, caso de aceptarlo el juez, permite retener la posesión e impedir, al menos temporalmente, las obras] se dirige contra la Confederación y la empresa Dragados y Construcciones (sociedad a la que se le ha adjudicado la construcción del viaducto que motiva el desalojo).El Gobierno Civil de León ha señalado que "en ningún caso se procederá al desalojo de estas casas antes del próximo día 7". Un día antes se celebra en Riaño la feria comarcal de ganado, una tradicional fiesta que se lleva a cabo anualmente.

No obstante, la medida de la Confederación tal vez se ha retrasado a causa del juicio oral que se desarrollará mañana miércoles en Cistierna, consecuencia de un primer interdicto presentado hace una semana por varios afectados de Riaño. Éstos lograron un mandamiento judicial de paralización de las obras subterráneas que realizaba la compañía telefónica para adecuar el tendido a las futuras obras del viaducto.

La paralización afectó a 15 abonados, entre ellos el cuartel de la Guardia Civil, que quedaron sin servicio.

Desde la Confederación se espera que este interdicto "no prospere, ya que no hay base jurídica y las indemnizaciones están absolutamente pagadas". Las últimas adquisiciones de la Confederación se han centrado en los montes de utilidad pública, los que, tras realizar el necesario expediente de desafectación, han sido pagados a las juntas vecinales y los ayuntamientos, según fuentes de la Confederación Hidrográfica del Duero. El montante económico de las expropiaciones asciende a cerca de 4.000 millones de pesetas, según la citada confederación.

Compromisos cumplidos

El delegado del Gobierno en la comunidad castellano-leonesa, Domingo Ferreiro, ha indicado que la Administración ha cumplido sus compromisos y que las partes afectadas han sido advertidas. Los vecinos de Riaño, que desconocían ayer la tregua ofrecida por la Administración, reiteraron su postura de oposición al proyecto del embalse y afirmaron que, si la Guardia Civil les desalojase con violencia, ellos usarían también los mismos métodos.Mientras que grupos autonómicos leoneses, ecologistas e Izquierda Unida han mostrado su protesta por la continuación de las obras de la presa, las asociaciones Riegos del Sur de León y Acopris -parte de los futuros beneficiarios de las aguas- han expresado su apoyo al Gobierno en la decisión de construir el pantano y señalan que "una vez que están indemnizados los perjudicados, no tiene justificación el retraso de las obras".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS