Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Natalismo engañoso

El corresponsal en París se extasía ante los "estímulos a la natalidad" del Gobierno francés: ¡nada menos que la mitad del salario mínimo a la mujer que tenga su tercer hijo! Pero si tenemos en cuenta que eso es sólo por tres años y a las que habían trabajado antes, que sólo el 35% de las madres conserva el empleo al tener el tercer hijo, frente al 61% al tener el segundo, y que las familias con tres hijos tienen un nivel de vida de la mitad del de las que no tienen hijos, veremos que esos estímulos son una propaganda engañosa, una verdadera estafa, como el natalismo militarista y racista que lo impulsa, y que es tan fuerte que no, se limita a los grupos tradicionalmente reaccionarios.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de noviembre de 1986