Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide ocho meses de arresto para cuatro guardias que serán juzgados hoy por torturas

Los guardias civiles José Domínguez Tuda, Rafael Sánchez Fernández, Manuel Macías Ramos y Antonio Román Díez serán juzgados hoy en la Audiencia Provincial de San Sebastián como presuntos autores de un delito de torturas contra cuatro detenidos el 26 de octubre de 1983. El fiscal solicita ocho meses de arresto mayor para cada uno de ellos.

Se trata del primer juicio contra miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que se celebra en el País Vasco despues de la polémica suscitada el pasado 28 de agosto, cuando se supo que el Gobierno respaldaba ha incomparecencia de guardias civiles ante la juez dle Bilbao Elisabeth Huerta. Ésta había citado a 90 guardias del acuartelamiento de la capital vizcaína para una rueda de reconocimiento ante Tomás Linaza (padre del miembro de ETA del mismo nombre), que denunció roturas en su detención.Los hechos por los que han sido encausados los cuatro guardias civiles ocurrieron el 26 de octubre de 1983, cuando los hermanos José María, Lucio y Víctor Olarra fueron detenidos en la localidad guipuzcoana de Villabona por efectivos de la Guardia junto con Ignacio Olaetxea Goikoetxea, y trasladados a las dependencias que este cuerpo tiene en el barrio del Antiguo de San Sebastián. Dos días después de la detención fueron puestos en lilbertad los hermanos Lucio y Víctor Olarra, mientras que el tercero, en esos momentos teniente de alcalde de Herri Batasuna en Villabona, e Ignacio Goikoetxea permanecieron diez días incomunicados, y uno en la cárcel. Luego quedaron también en líbertad, tras prestar declaración en la Audiencia Nacional.

Los cuatro detenidos denunciaron ante el juez que fueron torturados mientras permanecieron en el cuartel de la Guardia

Civil.

Levantamiento de suspensión

Las procesados han estado suspendidos de empleo desde octubre de 1984 hasta la pasada semana, que fue cuando la Audiencia Provincial de San Sebastián levantó la suspensión. Los guardías civiles José Domínguez Tuda y Rafael Sánchez Fernández fueron condecorados con la cruz de plata del Mérito de la Guardia Civil el 12 de octubre de 1984. Les entregó las condecoraciones el entonces presidente del Congreso de los Diputados, Gregorio Peces-Barba.El fiscal solicita para cada uno de los procesados, en sus conclusiones provisionales, ocho meses de arresto mayor y cuatro penas de un año de suspensión, por entender que existen cuatro presuntos delitos de tortura. La acusación particular pide un total de 60 años de inhabilitación y cuatro años de cárcel para cada uno de los guardias civiles, mientras que la defensa solicita la libre absolución de sus patrocinados.

Los abogados, tanto de la acusación particular como de la defensa, han agotado hasta el último momento el plazo legal para presentar nuevas pruebas ante la Audiencia donostiarra.

El caso de los hermanos Olarra fue recogido en el informe de Amnistía Internacional de 1985 entre las denuncias por delito de torturas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de octubre de 1986

Más información

  • Amnistía Internacional publicó el caso en 1985