El primer ministro sueco defiende la neutralidad histórica de su país

La reiteración de la política de neutralidad y algunos cambios en el Gabinete ministerial son los hechos salientes de la declaración política presentada por el primer ministro sueco, el socialdemócrata Ingvar Carlsson, en la apertura de un nuevo período de sesiones del Parlamento. Carlsson afirmó que la neutralidad es la garantía principal de la paz y la independencia sueca. "Seguiremos practicándola con firmeza", añadió.Carlsson afirmó que esa política constituye la más importante aportación a la estabilidad de la zona nórdica y que su Gobierno confía en que las negociaciones entre las dos superpotencias conduzcan a un desarme real.

El Gobierno sueco, dijo seguirá trabajando activamente en favor de la creación de una zona desnuclearizada en el norte de Europa y buscará apoyo a la propuesta de un corredor libre de armas atómicas en Europa central.

Al mismo tiempo, el, primer ministro anunció la decisión de su Gobierno de defender el territorio del país con todos los medios disponibles, en una alusión a las reiteradas denuncias de violaciones de su espacio marítimo por submarinos no identificados, presumiblemente soviéticos.

Carlsson anunció la creación de un Ministerio del Medio Ambiente, que se asocia al de Energía, y la designación de un ministro sin cartera responsable de los problemas de la juventud, el deporte y el turismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 08 de octubre de 1986.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50