Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior estudia reducir la velocidad en las carreteras y endurecer las sanciones

El Ministerio del Interior tiene previsto rebajar los actuales límites de velocidad en las carreteras españolas, en un intento de reducir la elevada cifra de accidentes mortales, registrados especialmente en los últimos meses. Las medidas previstas por la Administración, a través de una acción conjunta de los Ministerios del Interior y de Sanidad, incluyen también un endurecimiento de las sanciones por infringir las normas de circulación, que comportarán en numerosas ocasiones la retirada temporal del permiso de conducir.Entre las nuevas medidas se incluirá también la prohibición de que las marcas de automóviles hagan gala de las altas velocidades de que son capaces los nuevos modelos, muy por encima de los actuales límites permitidos en las carreteras españolas.

El argumento para prohibir el reclamo de las grandes velocidades toma como ejemplo las limitaciones publicitarias existentes para las marcas de tabaco, habida cuenta de que la cifra de muertos por cáncer de pulmón en España es inferior al de fallecimientos en carretera.

A los más de 4.000 muertos al año en accidentes de tráfico de 1985 hay que sumar unos 301.000 heridos graves, cuya asistencia sanitaria global supone unos costes para el Instituto Nacional de la Salud de cerca de 15.000 millones de pesetas. A esta cifra hay que sumar, por otra parte, los costes, derivados de los procesos de recuperación y rehabilitación de los pacientes.

Las sanciones por infracciones de tráfico son muy leves, según la mayoría de los expertos, en aten ción a lo que supone el elevado coste social de los accidentes. Al margen de los ocasionados como consecuencia del mal estado de las carreteras, un gran porcentaje de los accidentes se debe a la imprudencia de los conductores o al mal estado de los vehículos.

Página 13

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de agosto de 1986