Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agentes franceses ayudaron al arresto en Portugal de presuntos 'gal'

Las autoridades portuguesas mantienen el más absoluto silencio acerca de la detención en Portugal de tres presuntos miembros de los GAL de nacionalidad portuguesa. Hasta ahora no se había sabido que las detenciones fueron el resultado de una acción realizada conjuntamente por policías franceses que se trasladaron a Portugal y elementos de la Dirección General de Combate: contra el Crimen, el Bandolerismo (DGCCB) de la Policía Judicial lusa.Una fuente del gabinete del procurador de Bayona (Francia) confirmó la estancia en Portugal "hace varias semanas" de investigadores franceses encargados de esclarecer los dos, atentados de 8 y 13 de febrero último en Bayona y San Juan de Luz atribuidos a los GAL (Grupos Antiterroristas de Liberación). Los policías franceses consiguieron, con la ayuda de sus colegas portugueses, identificar y localizar en Portugal los tres presuntos miembros del comando autor de los dos atentados. Después de tomar conocimiento de los resultados de las investigaciones el juez de Bayona entró en contacto con la justicia portuguesa y un magistrado de Lisboa emitió el man dato de captura contra los tres presuntos terroristas.

Éstos habían sido denunciados por un cuarto portugués, también miembro de los GAL, Paulo Figueiredo Fontes, capturado el 13 de febrero por la policía francesa y acusado formalmente de tentativa de asesinato, asociación de malhechores y porte ilegal de armas. El gabinete del procurador de Bayona dijo que la divulgación de la identidad de los presos y otros pormenores de la operación es de la competencia exclusiva del juez portugués que lleva la instrucción del proceso y que el juicio se celebrará en Portugal. Tratándose de ciudadanos portugueses no cabe solicitar la extradición, según fuentes judiciales francesas.

Las declaraciones del magistrado francés encargado del caso permiten, sin embargo, precisar un aspecto: los tres presuntos miembros de los GAL presos en Portugal son residentes habituales en este país y no en Francia ya que la declaraciones del cuarto elemento de la banda capturado en Francia llevó a los investigadores a Lisboa. La existencia de lazos entre los GAL y, ex miembros de la policía política de la dictadura portuguesa, la PIDE, o con los activistas portugueses de extrema derecha explicaría la ausencia de publicidad dada al caso en Portugal.

Decenas de atentados atribuidos a grupos ultraderechistas en Portugal en 1974-75, de los cuales cabe recordar un atentado contra la Embajada de Cuba, en 1975, que causó la muerte de dos diplomáticos cubanos, no dieron lugar en Portugal a ninguna detención y los procesos fueron archivados o no llegaron siquiera a la fase de instrucción criminal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de agosto de 1986