Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el presunto homicida de un empleado de banco de Torrevieja

EL PAÍS, Eduardo Camacho Chacón, de 29 años, delincuente madrileño, ha sido detenido por inspectores de la Brigada de Policía Judicial como supuesto autor del homicidio de un empleado de la sucursal del Banesto de la localidad de Torrevieja (Alicante) en el curso de un atraco. Camacho, que se encontraba fugado de la prisión alavesa de Nanciares de la Oca, a la que no regresó tras un permiso en el mes de febrero, fue detenido en un taller de Manzanares (Ciudad Real). La policía informó que conocidos delincuentes madrileños se han trasladado a la costa levantina.

El asalto se produjo a las 9.30 del pasado 31 de julio, cuando dos individuos, armados con una pistola y una escopeta de cañones recortados, penetraron en la entidad citada. Tras apoderarse de un botín de más de dos millones de pesetas dispararon contra dos empleados. Manuel Jesús Cases Andreu resultó muerto y Manuel Zaragoza, también trabajador del banco, resultó herido, según informó la policía. Los atracadores huyeron en un Ford Taunus, matrícula de Madrid, con el que colisionaron durante la huida golpeándose en la parte delantera del vehículo.Funcionarios de Policía Judicial de Madrid se desplazaron a la costa alicantina puesto que tenían conocimiento del traslado de conocidos delincuentes madrileños a esta zona y en concreto a la localidad de Guardamar del Segura. En esta localidad detuvieron a dos delincuentes madrileños en calidad de encubridores. A los detenidos se les incautaron, según la policía, 200.000 pesetas y un revólver de imitación, pero adaptado para disparar proyectiles del 9 corto.

Los detenidos se relacionaban con otros delincuentes madrileños y en especial con Eduardo Camacho, que tenía alquilado un apartamento en Guardamar. Camacho había abandonado este domicilio cinco horas después del atraco en compañía de su familia a bordo de un Ford Taunus, matrícula de Madrid. Les acompañaba un delincuente, cuyo nombre corresponde a las iniciales T. J. V. T., de 29 años, al que la policía considera también autor del atraco.

Los perdió el coche

El pasado miércoles se localizó en un taller de Manzanares un coche de las características del buscado. Sobre las 17,10 fueron arrestados Camacho y su esposa cuando se presentaron a retirar el vehículo. El detenido iba provisto de documentación falsa y en su poder se encontró también una navaja, dos pares de gafas de cristales blancos sin corrección visual y una pequeña cantidad de cocaína. Su esposa llevaba 160.000 pesetas.

El matrimonio fue ingresado provisionalmente en el depósito municipal de Manzanares, donde, según la policía, Camacho se autolesionó en la cara y en la cabeza con los barrotes de la cama. El detenido le dijo a su esposa: "Cuando nos presenten ante el juez tienes que decir que querían violarte". Esta conversación, que fue escuchada por la policía, le fue comunicada al juez de guardia.

En el domicilio de Camacho en Madrid la policía encontró '515.000 pesetas y dos billetes de tren con destino a Holanda. En poder de un amigo al que el detenido había entregado una bolsa para que se la guardara se encontró una escopeta recortada, calibre 12, con un cartucho percutido, que se supone fue la utilizada para dar muerte al empleado.

El matrimonio se ha negado a declarar. Camacho ha sido reconocido por cuatro testigos del atraco que se le imputa. Tiene antecedentes por robos, tenencia ilícita de armas, de drogas y desacato. El detenido, que cumplía condena en la prisión de Nanclares de la Oca de cuatro años, dos meses y un día, salió de la cárcel el pasado mes de febrero de permiso y no regresó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de agosto de 1986

Más información

  • Delincuentes madrileños actúan en la costa levantina