Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

SAVE demanda a Aeropuertos Españoles por incumplimiento de contrato

La Sociedad Anónima Valenciana de Estacionamientos (SAVE) ha presentado una demanda contra Aeropuertos Españoles para que reconozca que incumplía los contratos firmados con SAVE para la concesión de los aparcamientos de 11 aeropuertos, a lo que se ha negado hasta ahora. Casi desde el inicio de estas concesiones, en 1974, SAVE falsificaba sus recaudaciones y reducía así sus liquidaciones mensuales.

Según los directivos de SAVE, tales prácticas obedecían a un pacto verbal con Aeropuertos Españoles para compensar aquellos incumplimientos de contrato. La demanda busca también que la Administración admita la existencia de esos acuerdos no escritos.

Desde el inicio del caso SAVE, en noviembre de 1985, ésta ha sido la tesis esgrimida por el equipo jurídico de la empresa, dirigido por Emilio Attard. Para los letrados defensores de SAVE, el asunto no se debió llevar nunca por la vía penal, sino por la vía administrativa, por tratarse de un simple incumplimiento de contrato.

Sin respuesta

Attard inició esta vía administrativa el día 29 del pasado mes de enero, mediante un escrito en el que solicitaba a Aeropuertos Españoles, entre otras cosas, que reconociera la existencia de los incumplimientos y de los pactos verbales que pretendían subsanarlos. La petición fue reiterada tres meses después.Aeropuertos Españoles no ha respondido a ninguno de estos escritos. Cumplido ahora el segundo plazo de tres meses que marca la ley, SAVE abrió el pasado día 5 la vía contencioso-administrativa ante la Audiencia Territorial de Valencia. La demanda insiste en aquellas peticiones y solicita que Aeropuertos Españoles aporte la documentación en la que reconozca que "la Administración ha venido admitiendo el derecho de SAVE a una compensación derivada de la disminución de ingresos por los defectos causados por los aparcamientos paralelos y exentos, causa y razón de las modificaciones introducidas en el decurso contractual".

SAVE valora esa merma de ingresos en 1.337 millones de pesetas. El cálculo se basa en un recuento notarial de los automóviles que cada día aparcan en lugares no permitidos de los aeropuertos, sin que la Administración ataje esta práctica. Según la peritación judicial, SAVE defraudó por valor de 760 millones de pesetas.

La sociedad está acusada de apropiación indebida, falsedad documental y malversación de caudales públicos.

Entre las 34 personas procesadas por el Juzgado número 12 de Instrucción de Valencia figuran Vicente lborra, ex presidente de la patronal valenciana, los otros 10 miembros del Consejo de Administración, ocho oficinistas y 11 trabajadores de los aparcamientos de la empresa y cuatro funcionarios de Aeropuertos Españoles. SAVE prestó una fianza de 1.100 millones de pesetas en concepto de responsabilidad civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de agosto de 1986