Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer ministro de Israel, Simón Peres, se encuentra en Marruecos para sostener conversaciones con Hassan II

El primer ministro israelí, Simón Peres, llegó a última hora de anoche a Marruecos para celebrar dos días de conversaciones con el rey Hassan II, en una iniciativa diplomática que se compara por su trascendencia con el viaje que el entonces presidente egipcio Anuar Sadat hizo a Jerusalén en 1977 y que dio lugar al establecimiento de relaciones entre Israel y Egipto. Aunque se especulaba con que Peres hubiera llegado ayer por la mañana a Fez, fuentes israelíes confirmaron que a última hora de la tarde emprendió el viaje. Peres aterrizó anoche en Fez, desde donde se cree que se ha trasladado a Ifran para entrevistarse con Hassan II.

En abril de este año el rey Hassan II de Marruecos había lanzado un globo-sonda para la negociación sobre el contencioso árabe-israelí, dando a entender que estaba dispuesto a exponer determinadas ideas para la solución del problema. En una conferencia de prensa Hassan afirmaba que estaba dispuesto a entrevistarse con el jefe del Gobierno israelí, Simón Peres, siempre y cuando éste tuviera ofertas concretas que hacer sobre el problema árabe-israelí y, en particular, sobre la cuestión palestina.Aunque se ignora si el rey Hassan actúa con un mandato de al menos una parte de los dirigentes árabes, parece poco dudoso que el rey Hussein de Jordania esté informado de la iniciativa israelo-marroquí y que la ruptura del rey jordano con el líder de la OLP, Yasir Arafat, se explica mucho mejor a la luz de estos acontecimientos.

A medianoche de ayer, cuando ya hacía varias horas que la radio israelí recogía sin comentarios la noticia, fuentes oficiales de Jerusalén confirmaban la iniciativa de Peres, anunciando que se esperaba de un momento a otro la llegada del primer ministro al aeropuerto de Fez. Como informa nuestro corresponsal en Rabat, Fernando Orgambides, Peres parece que se trasladará inmediatamente a la localidad de Ifrán, en el Atlas medio, donde se halla descansando el soberano marroquí. Ni la televisión ni la radio marroquí anunciaron anoche la llegada de Peres. El rey Hassan se halla en Ifrán desde el sábado pasado, donde descansa por prescripción médica a causa de un presunto agotamiento. Ésta fue la razón alegada en días pasado para anular el viaje del soberano a EE UU, previsto el día 22 y en el cual debía entrevistarse con el presidente Reagan. Se sabe también que el príncipe heredero saudí Abdal Itin Abdel Aziz ha viajado recientemente a Jordania, junto con un emir marroquí de identidad desconocida para entregar un mensaje de Hassan al soberano hachemí. De la misma forma, el diario argelino El Mudjayid había informado hace dos meses de la visita a Marruecos de un grupo de diputados israelíes cuya estancia fue silenciada en el país.

Dos viajes anteriores

Con el primer ministro israelí viaja el portavoz del grupo laborista en el parlamento, Rafi Edry, sefardí de origen marroquí, que ha estado en diversas ocasiones en el país norteafricano, donde tiene extensas relaciones. Simón Peres viajaba en un boeing de las fuerzas áereas de su país, acompañado por el citado Edry, algunos de sus más íntimos colaboradores y equipos de la radio y la televisión israelíes. El anuncio de la partida de Peres fue demorado durante varias horas para mayor seguridad de su vuelo directo desde Tel Aviv hasta Fez.El actual primer ministro de Israel ha estado al menos dos veces con anterioridad en Marruecos, cuando era líder de la oposición laborista, en 1978 y 1981. En ambas ocasiones el viaje se mantuvo en secreto. En la actualidad, Peres es jefe de Gobierno por un acuerdo con la coalición derechista Likud que establece un sistema de rotación en la presidencia del ejecutivo. Desde octubre de 1984 Peres es jefe de Gobierno y el líder del partido rival, Isaac Shamir, asume la cartera de Exteriores, de forma que al término de dos años, que se cumplen en octubre, alternarían los cargos. Así, Peres debería convertirse en ministro de Exteriores mientras Shamir le sustituiría en su actual puesto. La noticia, sin embargo, de la visita de Peres a Marruecos creará intensas fricciones entre los partidos coligados, puesto que el Likud recela de toda negociación, por lo que no habría que descartar la convocatoria de elecciones anticipadas y la ruptura del acuerdo.

Paralelamente, la emisora nacional israelí difundía una entrevista con dos destacados líderes palestinos en Cisjordania, considerados a la vez moderados y próximos a la OLP, el alcalde de Belén, Elias Frej, y el periodista Hanna Seniora, en la que se felicitaban por la iniciativa diplomática. Seniora comparó el viaje de Peres al de Sadat en 1977 que dio paso al primer acuerdo de paz entre Israel y un Estado árabe, Egipto, y, junto con Frej, deseaba éxito a los dos dirigentes. Seniora figuraba entre los nombres que se habían adelantado como posibles negociadores de la OLP -también aceptables para Israel- en una eventual conferencia de paz sobre Oriente Próximo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de julio de 1986

Más información

  • Destacados lideres palestinos comparan su viaje al de Sadat a Israel, que abrió el camino de la paz con Egipto