Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Andre Heller,

artista austriaco y animador de espectáculos, quiere demostrar que Viena es "la capital de lo insólito". Para ello, ha creado una serie de esculturas brillantes que flotarán majestuosamente por encima de más de dos docenas de ciudades europeas escupiendo fuego y emitiendo sonidos. "Cientos de miles de personas acudirán a contemplarlas, a asombrarse y a rascarse la cabeza", ha declarado. "Sólo días más tarde se darán cuenta de que no se trataba de objetos volantes no identificados, sino de un regalo que ha hecho Viena a los cielos de Europa". Las esculturas iniciarán su recorrido el 1 de agosto en Londres. Después aparecerán, entre otras ciudades, en Estocolmo, Copenhague, Hamburgo, Amsterdam, Bruselas, Colonia, Ginebra, Lyón, Turín Venecia, Madrid y Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de julio de 1986