Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT y Telefónica son partidarias de respetar el plan de reconversión de Standard Eléctrica

La central sindical UGT y Telefónica se mostraron ayer partidarias de respetar el plan de reconversión de las filiales de ITT en España, con Standard Eléctrica a la cabeza. Antonio Puerta, secretario de UGT-Metal, y Luis Solana, presidente de Telefónica, mantuvieron ayer una reunión en la que trataron de este tema y que permitió tranquilizar a la central sindical sobre el futuro de las filiales de ITT en España, tras la futura venta de la división de telecomunicaciones de la multinacional estadounidense a un consorcio europeo. Operación que se intenta zanjar antes del próximo 31 de julio.

El secretario general de UGT-Metal, Antonio Puerta, afirmó ayer, tras su reunión de ayer con el presidente de Telefónica, que ambos estamos de acuerdo en que se debe respetar el plan de reconversión pactado con Standard Eléctrica". Esta declaración de principios supone, a juicio del dirigente ugetista, que las incipientes negociaciones que se están realizando en la actualidad para ampliar dicho plan de reconversión por otro período, aún no determinado -podría ser de tres años-, "no tienen que alterarse, aunque habrá que esperar al menos hasta septiembre para conseguir su materialización".Según Puerta, ha quedado claro con el presidente de Telefónica que "vamos a llevar un seguimiento puntual y al día de todo el proceso para que sepamos las concreciones industriales de todo el proyecto".

Temores sindicales

El secretario general de UGT-Metal ratificó su postura positiva hacia la operación de compra de la división de telecomunicaciones de ITT en Europa a un consorcio, encabezado por la Compañía General de Electricidad de Francia, "porque ese acuerdo puede suponer, por primera vez, consolidar un grupo de la telecomunicación eminentemente europeo". Telefónica participará en este proyecto asumiendo un 10% del capital.Los temores sindicales respecto a esta operación de venta de la multinacional ITT tienen su base en la situación crítica que atraviesan algunas de las filiales españolas -en conjunto dan trabajo a unos 17.000 empleados- en estos momentos.

Dicha situación llevó a plantear una prórroga del plan de reconversión del grupo ITT en nuestro país. Entre los problemas sin solucionar se encuentra el de la empresa Marconi, que acaba de aplicar una regulación a 500 trabajadores de los 1.726 que componen la plantilla, tras recibir algunas ayudas oficiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de julio de 1986

Más información

  • Antonio Puerta se reunió ayer con Luis Solana