LAS CONSECUENCIAS DE LAS ELECCIONES

Los dirigentes provinciales del PRD atribuyen el fracaso electoral a que Roca sea catalán

La mayoría de los dirigentes provinciales del Partido Reformista Democrático (PRD) atribuye el fracaso electoral de] pasado 22 de junio a que su líder, Miquel Roca Junyent, a quien el PRD, Coalición Galega (CG) y Convergència i Unió (CiU) presentaron como candidato a la presidencia del Gobierno, sea catalán, si bien algunos lo atribuyen más bien a su catalanismo. Esta constatación desemboca en propuestas distintas: mientras la organización de Las Palmas "es posible que proponga a Roca que se traslade a vivir a Madrid y se afilie al PRD", en palabras de Ángel Luque, secretario provincial, los reformistas de Granada consideran que el PRD debe distanciarse de Convergència (el partido de Roca). Estas ideas contrapuestas serán barajadas en la reunión que hoy mantendrá la comisión ejecutiva reformista en Madrid.

Más información

El PRD no obtuvo ningún diputado en estas elecciones; Coalición Galega, sólo uno, y CiU, 18 (seis más que en 1982). Miquel Roca, se presentó a las elecciones encabezando la candidatura de esta coalición nacionalista por Barcelona. Su no pertenencia al PRD, partido que él había inspirado y que dirigía, fue uno de los elementos más controvertidos de la campaña electoral de Roca por toda España. En Convergència también se levantan voces que argumentan que el error de Roca fue no haberse desvinculado del partido nacionalista catalán y no haber trasladado su residencia a, Madrid. "Está claro que quien aspira a ser presidente del Gobierno debe presentarse por Madrid y liderar sin ambigüedades un partido nacional", opinó Luis Carlos Amérigo, presidente del PRD de Alicante. "No culpo a Roca, pues yo también creí que era un obstáculo salvable, pero no lo ha sido", añadió. Amérigo considera que es una exageración atribuir él rechazo a Roca a su condición de catalán. Él es partidario de atribuirlo a su nacionalismo catalán.

Ante la reunión que hoy celebrará la ejecutiva reformista, en la que el tema de las deudas contraídas durante la campaña será también un importante punto en el orden del día, todas las fuentes consultadas niegan que sé haya, iniciado una desbandada de militantes. En Zaragoza, incluso se han producido dos solicitudes de alta en el PRD -"a usted le debe producir tanta extrañeza como a mí", comentó con amargura el presidente en esa provincia, Jesús Arroyo-, y en Alicante, una docena.

Prácticamente todas las organizaciones provinciales aseguran que no tienen déficit económico -"no hay proveedores esperando a la puerta; quien viene a cobrar, cobra", afirmó Jesús Regidor, de Cáceres-, por que han gastado ajustados al dinero que tenían. Otra cosa son las deudas de la organización federal, que cargó con la parte más importante del presupuesto de campaña, muy personalizada en la figura de Roca. El desastre electoral se atribuye, entre las filas reformistas, a, la "modernidad" de un programa y de un mensaje, "propio del siglo XXI", que se ha ofrecido "demasiado pronto" a la sociedad española. De todas formas, la opinión dominante es que el PRD debe continuar, aunque introduciendo correcciones.

Desde Galicia hasta Baleares, desde Canarias a Zamora, los dirigentes provinciales reformistas atribuyen a TVE un papel manipulador en contra de Roca, porque destacaba excesivamente su condición de político catalán, tanto en los rótulos superpuestos a su imagen como en las intervenciones en catalán que recogían los informativos de televisión.

Algunos dirigentes reformistas, sin negar la influencia de TVE, consideran que el rechazo hacia un dirigente úatalán tiene raíces más profundas. Ignacio García-Talavera, secretario de Tenerife, afirmó que "el pueblo español está mentalizado contra lo catalán. Durante la campaña electoral había quien nos decía que el PRD 'está en manos de catalanes'. No entendían nada, porque lo que nosotros hemos defendido es el autonomismo de verdad y para todos".

Luisa Fernández, candidata al Senado por Palencia, también narra experiencias semejantes. Considera, además, "que era muy dificil de explicar que Roca no fuera del PRD". San Ginés, de Granada, añade a la "manipulación de TVE" la existencia "de un rechazo de la población a lo catalán. Es difícil decirlo, pero un catalán no tiene derecho a ser presidente del Gobierno. Es grave, pero uno puede nacer donde sea, menos en Cataluña".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de julio de 1986.

Lo más visto en...

Top 50