Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MÉXICO 86

La Prensa de la RFA, satisfecha con su selección

La final de la Copa del Mundo se convirtió en el programa de mayor audiencia para la televisión alemana occidental, puesto que los índices señalan que la presenciaron cerca de 28,4 millones de ciudadanos de la RFA, el 65% de la población. 'Lástima, lucharon como campeones", tituló el rotativo millonario Bild Zeitung y la Prensa, en general, se mostró satisfecha de su selección. Mientras el canciller alemán, Helmut Kohl, asistió al encuentro en el palco de autoridades del estadio Azteca, de México el ministro de Asuntos Exteriores, Hans Dietrich Genscher, no pudo acudir a la capital mexicana, pero gozó de la compañía del embajador argentino en Bonn, Hugo Boatt Ossorio. Ambos presenciaron juntos el encuentro ante el televisor, invitados para la ocasión por el embajador español, Eduar do Foncillas.La Prensa alemana reaccionó con serenidad ante la derrota, reconociendo, en líneas generales, que Argentina fue superior y que su selección había alcanzado una posición impensable hace unas semanas, tal y como señalaba Bild Zeitung: "Nuestro equipo llegó lejos, mucho más lejos de lo que cualquiera de nosotros hubiéramos imaginado en nuestros sueños más salvajes". El sensacionalista Express, de Colonia, dice: 'Luchamos bravamente, pero los argentinos fueron demasiado fuertes para nosotros". Die Welt defendió al anteriormente denostado técnico Franz Beckenbauer: "Ha demostrado tener razón. El fútbol alemán es mejor de lo que parece indicar su fama. La Bundesliga está entre las mejores del mundo". Sin embargo, este diario reconoce que, tras el campeonato, han quedado abiertas una serie de heridas que dejan un mal sabor de boca. El General Anzeiger, de Borin, señaló: "El milagro no se pudo producir. La RFA es sólo vicecampeona".

Uno de los jugadores destacados por la Prensa alemana occidental fue el guardameta Harald Schumacher, quien fue duro consigo mismo: "El único responsable de la derrota soy yo". Beckenbauer, el técnico, resultó mordaz cuando se le preguntó sobre la mejor selección. "¿Argentina o Dinamarca?", le llegaron a cuestionar. "Argentina, de lejos, porque Dinamarca posee un fútbol muy simple, tan simple que parece primitivo". El técnico de Dinamarca es otro aleman occidental, Sepp Piontek.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de julio de 1986