Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un taxista, detenido por darse a la fuga tras atropellar a un peatón

Un taxista de 45 años fue puesto ayer a disposición judicial acusado de ser el supuesto responsable de las lesiones de carácter menos grave que sufrió un peatón al que dejó tendido en la calzada sin prestarle ayuda. La investigación que condujo a la detención del taxista, cuyas iniciales son C. G. G., se inició a raíz de que el pasado día 13 un Renault 11 de color blanco, utilizado como taxi, fuera dejado en un taller para su reparación, pues tenía el parabrisas delantero parcialmente fracturado y una abolladura en la parte delantera del capó.

Un compañero del taxista informó que éste le había comunicado que la rotura del cristal se había producido a causa de una piedra que saltó accidentalmente. Sin embargo, en el parabrisas se observaban restos de sangre y cabellos humanos, por lo que se realizaron gestiones en las comisarías de distrito y hospitales para ver si alguna persona había sido atropellada. En uno de los centros médicos informaron al día siguiente que un hombre, Leocadio Perales, de 53 años, se encontraba allí internado, pues sufría, traumatismo cráneo-encefálico cerrado y fractura de, tibia. El herido había sido arrollado por un taxi en la calle de Sagasta, esquina a la de Francisco de Rojas, sin que el conductor se detuviera a auxiliarle.

El taxista, tras ser detenido, reconoció haber atropellado seis días antes a un hombre que se cruzó ante el coche, aunque, según su versión, fue en otro punto de la ciudad. De acuerdo con su declaración, no se detuvo por miedo, aunque 15 minutos después regresé al lugar del accidente, pero el herido ya no se encontraba allí. Según la policía, el detenido tiene antecedentes por estafa, apropiación indebida y reclamación sin efecto y un juzgado de instrucción había ordenado la averiguación de su domicilio.

Incendió en una vivienda

A las 16.36 de ayer fue sofocado por los bomberos un incendio iniciado 20 minutos antes en la calle de Dolores Armengod, número 25, bajo B, en el distrito madrileño de Carabanchel. Ninguna persona resultó herida.Según los vecinos del inmueble, ya se han producido otros incendios en el mismo y daños materiales en ocasiones anteriores, hechos de los que responsabilizan al propietario de la vivienda siniestrada ayer. "Entre unos vecinos y otros, ya hemos puesto más de 60 denuncias en los dos últimos años", dijo una mujer domiciliada en la planta baja. La misma persona añadió: "Ayer yo estuve a punto de ser aplastada cuando salíamos todos a la calle". El incendio produjo daños en una habitación y tres puertas, según fuentes informativas del servicio de bomberos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de mayo de 1986

Más información

  • La investigación se inició al llevar el coche al taller