Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

La baja de los tipos anima el cierre bursátil

La baja registrada por los tipos de interés de los pagarés del Tesoro en la subasta celebrada ayer ha servido para, además de confirmar pronósticos y tendencias, caldear el indeciso ambiente de los mercados de valores, que desde la convocatoria de elecciones anticipadas se encuentran orientados a la baja, con un dinero y un papel que no consiguen imponer sus criterios. En conjunto, la sesión ha sido casi una repetición de la anterior, con el papel en torno a los principales sectores y el dinero dirigiéndose hacia los valores industriales, lo que les da a estas jornadas ese aire de indefinición que, finalmente, empuja los precios a la baja.Los mercados de valores necesitan algún argumento convincente en el que apoyarse para salir del bache en que se encuentran, y, al decir de los operadores, nada mejor que un dinero aún más barato. Las posibilidades de la renta variable, incluso a los precios actuales, aparecen como la única alternativa válida para los inversionistas. El ambiente al cierre de la sesión, una vez conocida la baja de los tipos de los pagarés, fue orientándose hacia una toma de posiciones que, en principio, tiene el mismo carácter de "por si acaso" que las ventas que se han realizado en estos días.

La evolución de los distintos sectores apenas ha registrado variaciones, pues el papel ha sido la nota más destacada en el sector eléctrico, con la mayoría de los valores cediendo posiciones y escasa atención compradora. También Telefónica se mantiene a la baja por segundo día consecutivo, contrastando esta situación con el interés que se advierte hacia la próxima subasta de acciones de Amper, una de las pocas posibilidades que se les ofrecen últimamente a los inversionistas de participar en una sociedad nueva en el mercado. En cuanto a los valores bancarios, el papel se ha mantenido en su papel dominador, si bien su volumen ha descendido al tiempo que el nivel de las operaciones indica un cambio en la situación, pues ha aumentado en más de 100.000 títulos para los siete grandes. El saldo global de estos valores fue de 250.000 títulos sin contrapartida compradora, con sólo uno de ellos manteniéndose al alza, y el resto con pérdidas de hasta 20 enteros.

Lo mejor de la sesión ha estado en los sectores industriales, en los que se han dado avances importantes, al tiempo que es en estos valores en los que se fija más el dinero, como demuestra el hecho de que la mayoría de los 39 valores que ayer publicaron posición de dinero sin operaciones pertenecen a estos grupos. Sin embargo, algunos abandonos, que tienen bastante de realización de beneficios, han causado pérdidas importantes, siendo ésta la causa de que la baja registrada ayer por el índice general haya sido superior a la de la jornada precedente. Esta situación ha tenido especial incidencia en el sector de inmobiliarias y constructoras, uno de los que muestran más actividad en los últimos días.

Los pagarés del Tesoro negociados en los mercados de valores con pacto de recompra han acusado la caída general, situando los tipos a una semana en el 7%, mientras que se mantienen en el 8,25% para las operaciones a tres meses. El volumen contratado ha descendido sustancialmente, no alcanzándose los 3.400 millones de pesetas nominales para el total de operaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de abril de 1986