Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las centrales sindicales desconvocan la huelga de Campsa

La huelga de Campsa quedó desconvocada ayer tras la reunión que mantuvieron durante toda la tarde y parte de la noche los representantes de los sindicatos CC OO, UGT y CTI y de la compañía. El acuerdo al que llegaron empresa y sindicatos supone la desconvocatoria de la huelga de hoy, así como de los paros previstos para los próximos 5, 6 y 7 de mayo. Según un comunicado conjunto hecho público tras finalizar la reunión, el plan estratégico de Campsa, que finalizará en 1992, no contempla regulaciones de empleo en la compañía.

Las jubilaciones anticipadas a los 60 años y la creación de puestos de trabajo en actividades complementarias permitirán adecuar la plantilla a las necesidades futuras de la empresa, dice el comunicado.Los transportes de mercancías ]perecederas habían comenzado a sentir ayer los efectos de la huelga convocada por UGT, CC OO y el sindicato independiente CTI entre los trabajadores de Campsa. Sin embargo, los servicios mínimos funcionaron con normalidad, excepto en, Cataluña y el País Vasco. Iberia canceló 88 vuelos nacionales Aviaco unos 40. Para hoy -tras la desconvocatoria de la huelga de Campsa- Iberia prevé realizar con normalidad todos los vuelos del puente aéreo Madrid-Barcelona y buena parte de los inicialmente cancelados por la huelga. "No hay gasolina ni para llenar el mechero". Con esta frase un empleado de gasolinera de Madrid resumía ayer gráficamente el estado de la mayor parte de las estaciones de servicio. Vallas metálicas, cadenas, carteles, señales de prohibición ... advertían a los conductores de la inutilidad de intentar repostar sus automóviles. Las repercusiones del paro -suavizadas en parte por el acopio de combustible realizado en, días pasados- no se notaron ayer demasiado en el transporte privado. No obstante, las gasolineras seleccionadas para atender los servicios mínimos se vieron en algunos momentos sin combustible, aunque según la dirección de Campsa, estaba previsto un camión de abastecimiento por cada estación.

Alberto Irisarri, en nombre de la Federación Nacional de Transportes de Mercancías, afirmaba ayer, tras esa primera jornada de huelga, que las dificultades se habían hecho sentir casi con carácter inmediato en este sector. "Hay que tener en cuenta", señalaba Irisarri, "que muchos transportistas funcionan con cheques que únicamente son válidos en determinadas gasolineras, no incluidas en los servicios mínimos".

Irisarri destacó que los problemas se habían empezado a notar en el suministiro de materías primas y combustible a factorías que cuentan con una, capacidad de almacenamiento muy reducida, y, sobre todo, en mercancías perecederas: pescado o fruta. "La situación puede soportarse durante uno o dos días con serios problemas, pero es lamentable que un servicio de monopolio llegue a situaciones como ésta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de abril de 1986

Más información

  • Iberia se vio obligada a suspender ayer un total de 88 vuelos nacionales