Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición conservadora, convencida de que el Ejecutivo, pretende adelantar a junio las elecciones legislativas

La oposición conservadora se muestra ahora convencida de que el Gobierno pretende adelantar las elecciones legislativas para hacerlas coincidir, el 22 de junio, con las autonómicas andaluzas, pese a que, ayer, el portavoz gubernamental, Javier Solana, insistió a EL PAÍS en que, "en principio, la decisión, si no se cambia a última hora, sigue siendo celebrar las elecciones en octubre". El propio Felipe González, que hoy comparecerá en conferencia de prensa por primera vez tras el referéndum sobre la OTAN, tiene intención de reafirmar su voluntad de agotar la legislatura, según medios de la Moncloa.

Una nota oficial hecha pública ayer por Alianza Popular, tras la celebración de su comité ejecutivo, señalaba que, a juicio del gabinete de estrategia que preside Alfonso Osorio, del Gobierno socialista está incapacitado para dilatar hasta el término de la legislatura. su programa". Según matizó luego Osorio, "el programa del PSOE está agotado, no tienen ofertas que hacer al electorado en los meses que faltan de aquí a octubre, no son sino una prolongada agonía".La citada nota de AP indicaba que los sondeos que realiza el partido de Manuel Fraga, "absolutamente serios", según Osorio, muestran que el PSOE "ha perdido la mayoría absoluta, con propensión a seguir deteriorándose en la consideración popular". Estos datos llevan al principal partido de la oposición a variar la estrategia seguida hasta muy recientemente, basada en la convicción de que el Ejecutivo socialista trataría de agotar la legislatura.

"No existe un solo partido solvente que no haya tenido presente la eventualidad de que las elecciones sean en junio", dijo Osorio, quien afirmó que AP "cuenta ya con su dispositivo electoral, dispuesto desde el pasado referéndum sobre la OTAN". Osorio comentó que para Alianza Popular es indiferente que las elecciones legislativas sean en junio o en octubre, aunque puntualizó que, si coincidieran con las autonómicas andaluzas, "se evitaría el doble despilfarro".

Estimación de Convergencia

Por su parte, medios de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC) también se mostraron ayer convencidos de la probabilidad de que el Gobierno central "acabe por inclinar la balanza" hacia la anticipación de las elecciones. Entre los indicios que CDC y el Partido Reformista dicen poseer se encuentran informes sobre un inesperado aviso a los mandos del Instituto Nacional de Estadística para que se preparen ante la eventualidad de unas elecciones legislativas inmediatas. Fuentes del PCE también señalaron ayer que, aunque no tienen datos fiables de uno y otro sentido, "lo más lógico parece que las elecciones se hagan coincidir con las andaluzas, paralizando así el proceso de reorganización de la izquierda".

Durante todo el día de ayer, los rumores sobre un posible adelantamiento de las elecciones legislativas continuaban circulando en los medios políticos y el nerviosismo era patente en los medios de la oposición. Tales rumores son claramente alentados desde distintos sectores del Gobierno y del PSOE, alguno de cuyos dirigentes -como el secretario general de la Federación Socialista Madrileña, Joaquín Leguina- se proclaman abiertamente partidarios de la celebración de las elecciones en junio. Lo mismo ocurre con varios ministros, como los titulares de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga, y Trabajo, Joaquín Almunia.

El pasado viernes, al término de la reunión del Consejo de Ministros, se registró un encuentro informal de los titulares de varias carteras en torno al presidente Felipe González y allí, según informó uno de los presentes, se constató que la mayor parte de los "ministros económicos" son partidarios de la disolución anticipada de las Cámaras.

Opinión de Solana

Sin embargo, el portavoz gubernamental, Javier Solana, reiteró ayer que, "si no se cambia a última hora", la decisión sigue sien do celebrar las elecciones en octubre. Se considera probable que el presidente del Gobierno, Felipe González, quien celebra a primera hora de esta tarde una conferencia de prensa en unión del primer ministro danés, Poul Schlüter, aproveche la ocasión para reiterar su voluntad de concluir la legislatura, pese a la ambigüedad mostrada al respecto en sus últimas comparecencias públicas por el vicepresidente, Alfonso Guerra.

Paralelamente, los medios socialistas consultados por este periódico discrepan sensiblemente de los populares en lo que se refiere a los resultados de los sondeos encargados tras el referéndum del 12 de marzo.

Según estas fuentes, la reciente encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (SIC), realizada sobre una población de 2.500 personas, ofrece resultados "que se parecen mucho" a los del 28 de octubre de 1982, es decir, que el PSOE obtendría una holgada mayoría absoluta.

Pero estos mismos medios desmintieron tajantemente informaciones aparecidas ayer en un periódico madrileño según las cuales, si las elecciones se celebrasen ahora, los socialistas obtendrían 222 escaños: "Resulta casi imposible técnicamente, con una encuesta hecha a 2.500 personas, hacer la proyección de votos a escaños", comentó un técnico del CIS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de abril de 1986

Más información

  • AP considera que el programa del PSOE está agotado