_
_
_
_

Cordialidad sin reservas en el inicio de la visita de los Reyes a Alemania Occidental

Los reyes Juan Carlos y Sofía iniciaron ayer en Bonn, la capital, una visita oficial de cinco días a la República Federal de Alemania. Tras la primera jornada, dos notas parecen dominar el ambiente: la cordialidad sin reservas, con auténtica admiración hacia el papel político de don Juan Carlos en la construcción de la democracia española, y la certeza de que se trata de la visita del jefe del Estado de un país que en este momento tiene sometida a discusión su permanencia en la Alianza Atlántica.Este dato parece ya configurarse como un auténtico telón de fondo que deja ver a las claras una casi obsesiva insistencia sobre la cuestión por parte de las autoridades alemanas. La referencia explícita a la Alianza Atlántica no faltó ni si quiera en la cena oficial ofrecida anoche por el presidente, Richard von Weizsäcker, a los Reyes. El ministro de Asuntos Exteriores, Hans Dietrich Genscher, a medio día de ayer y ante un grupo de in formadores españoles, en su despacho oficial, se refirió única y exclusivamente a la situación de España respecto a la Alianza Atlántica al dar cuenta de lo tratado con su homólogo español, Francisco Fernández Ordóñez, que acompaña a los Reyes en la visita.

Más información
Hans Dietrich Genscher expresa su preocupación respecto a la eventual salida de la OTAN

Don Juan Carlos y doña Sofía llegaron al aeropuerto de Bonn-Colonia a las once de la mañana. De allí se trasladaron en helicóptero hasta Villa Hammeschmidt, la residencia presidencial, un sencillo palacete blanco, de traza neoclásica, a orillas del Rin.

Tras almorzar en privado con el presidente y su esposa, Marianne, los Reyes se dirigieron al Ayuntamiento de Bonn, donde fueron recibidos por el alcalde, Hans Daniels.

Marco europeo

La jornada concluyó con la cena ofrecida por el presidente Weizsäcker, en la que éste hizo extensas referencias históricas y culturales de España. Weizsäcker agradeció la visita que los Reyes harán el jueves a Berlín porque "en ninguna ciudad se advierte más dolorosamente que en ésta la división de Alemania y de Europa" y añadió que "la división de la ciudad, del país y del continente sólo puede vencerse dentro de un marco europeo".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Inmediatamente después, el presidente alemán dijo: "Son nuestros valores comunes los que también nos unen como miembros de la Alianza Atlántica. Basándonos en ellos, llevamos a efecto, conjuntamente con nuestros socios, una política de diálogo y cooperación con los Estados del Este. El desarme y el control de armamentos siguen constituyendo elementos fundamentales de la política de seguridad".

Weizsäcker añadió: "Desde esta perspectiva, seguimos con comprensión y con singular atención el actual proceso de formación de la opinión pública de la España democrática en relación con la contribución española al mantenimiento y fomento de la libertad y de la paz en Europa". El Rey rindió homenaje en su contestación "a tantos miles de españoles que dejan en esta tierra lo mejor de sus esfuerzos e ilusiones", dijo, "contribuyendo al desarrollo y prosperidad de vuestra sociedad".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_