Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El asesino y frustrado violador de una niña de cuatro años, condenado a 40 años de prisión

La Audiencia Provincial de Granada ha condenado a un total de 40 años de cárcel al joven Enrique Sánchez Madrid, de 22 años de edad, por los delitos de violación frustrada, abusos deshonestos y asesinato de la niña Ana Isabel Fernández Sánchez, de cuatro años de edad. Los hechos ocurrieron en la localidad grana dina de Huétor Santillán en mayo d e,1985. La sentencia condena a Enrique Sánchez, primo de la madre de la víctima, a 28 años de reclusión mayor por asesinato, nueve años por violación y tres años por abusos deshonestos, así como a indemnizar a los padres de la niña con dos millones de pesetas. Según la sentencia, Enrique Sánchez, jornalero en paro y vecino de Huétor Santillán, se encontró en la plaza del pueblo a la niña, a la que llevó, prometiéndole dinero para golosinas, a la huerta del tío Jacinto, una casa abandonada de su familia a las afueras del pueblo. Una vez allí intentó violarla sin conseguirlo y .sin que llegara a producir a la niña sofocación completa, por obturación de los orificios respiratorios ni tampoco desvanecimiento o pérdida de conocimiento por dicha causa o por otra traumática alguna".

Más adelante, la sentencia explica que al llegar a un patio de la finca en el que existe un pozo a ras del suelo de 3,20 metros de profundidad y 0,70 de diámetro, "para evitar que Ana Isabel pudiera contar lo sucedido concibió el procesado la idea de quitarle la vida, por lo que seguidamente, tras quitar la tapa del pozo, arrojó al mismo de cabeza a la niña, tapándolo a continuación... dando lugar a que falleciera a causa de asfixia por inmersión, por ingreso de agua y barro en las vías pulmonares".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de febrero de 1986