EL RECONOCIMIENTO DE ISRAEL

12.000 personas forman la comunidad judía en España

Un total de Z71 israelíes reside oficialmente en España, según los archivos de la Comisaría General de Documentación, organismo que depende del Ministerio del Interior. La comunidad judía de España agrupa a unas 12.000 personas de esa religión. El 95% de ellas es español de origen marroquí. Los centros de esta comunidad se reparten mayoritariamente entre Madrid y Barcelona donde se encuentran unos 7.000; el resto se concentra. principalmente en Ceuta, Melilla Canarias y Valencia.

Más información
500 años de desencuentros

La comunidad judía en Madrid, guardó ayer silencio en torno al establecimiento de relaciones diplomáticas hispanoisraelíes, y no se quisieron pronunciar en asuntos que afectan a Israel, "al que sólo nos unen", dijeron, "vínculos religiosos y culturales".Sus actividades se proyectan en tres focos: el primero es el religioso y para ello cuentan con sinagogas dirigidas por rabinos. Poseen asimismo cementerios propios. También tienen sus organizaciones culturales, un pro grama mensual de televisión y un colegio de Enseñanza General Básica en Madrid donde se imparte la religión judía.

Uno de los componentes de las familias judías que pertenecen a esta comunidad explicó: "Somos muy pocos; además, cada uno está en una actividad distinta y sólo nos reunimos para celebrar los ritos de nuestras fiestas más importantes, entre ellas la conmemoración del día de la independencia de Israel. Estas ocasiones son las que aprovechamos para hablar el hebreo".

Mutismo

Ni en la sede de la sinagoga, situada en una céntrica calle madrileña -en las inmediaciones de la sede central del Partido Comunista de España- ni en las oficinas de la representación de Israel ante la Organización Mundial de Turismo (OMT) quisieron -hacer ayer declaraciones con la explicación de que se trataba de "órdenes de arriba". La sinagoga, cuyo edificio alberga también la sede de la comunidad judía en la capital española, tiene protección policial -compuesta en la tarde de ayer por una furgoneta con dos miembros de la Policía Nacional- desde los recientes atentados de extremistas palestinos en los aeropuertos de Viena y Roma, según confirmó un empleado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Una mujer afirmó posteriormente por teléfono que la comunidad judía "sólo se ocupa de los asuntos religiosos y no tiene nada que decir sobre los temas políticos".

Sin protección aparente

El edificio de la representación israelí ante la OMT, en la calle de Velázquez, no gozaba ayer en el exterior, aparentemente, de protección policial, aunque en el descansillo del piso donde están situadas las oficinas se encontraban dos miembros de la Guardia Civil, armados y con chalecos antibalas.

Sólo un joven judío, que no quiso dar su nombre, salió a recibir a dos redactores de este pe riódico y afirmó, con una enorme sonrisa, que no podía decir nada y que en el interior de las oficinas no se encontraba ninguna persona representativa que pudiera dar su opinión sobre el establecimiento de relaciones diplomáticas entre España e Israel.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS