Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El España-URSS enfrenta a la federación con TVE

El presidente de la Federación Española de Fútbol, José Luis Roca, y el director de TVE, Ramón Criado, discutirán hoy el horario y la cadena por la que se transmitirá en directo el partido amistoso que España jugará frente a la URSS, en Las Palmas, el próximo miércoles. La federación accederá finalmente a que el encuentro se dispute a las 19.30, hora canaria, para que el encuentro pueda ser ofrecido por la primera cadena a las 20.30, hora peninsular española.Los dos dirigentes aprovecharán también su reunión para debatir el borrador del contrato de transmisión de partidos internacionales oficiales y amistosos, acordado a principios del pasado mes de noviembre, pero que todavía no ha sido firmado y que es la fuente de los últimos conflictos. TVE remitió ayer por télex a la federación dicho borrador y en él figura, por ejemplo, que los partidos que serán transmitidos por TVE no comenzarán después de las 20.30, a las que se ha añadido hora peninsular", detalle que no se trató en las negociaciones, aunque todas las partes lo dieron por entendido. En las fechas en que se negoció el acuerdo se desconocía la posibilidad de que se jugase un partido internacional en Canarias.

José Luis Roca tiene previsto, además, plantear la deuda que TVE mantiene con la federación por un importe de 45 millones de pesetas, correspondientes a los derechos de transmisión de los partidos del equipo nacional de los cuatro últimos meses frente a Islandia, Austria y Bulgaria.

TVE no estaba dispuesta a transmitir en directo, por su primera cadena, el partido España-URSS, a partir de las 20.30, hora canaria, 21.30, hora peninsular. Esta hora, según TVE, obligaría a cerrar demasiado tarde su emisión diaria y trastocaría el horario contratado de los bloques de publicidad. Admitía, entonces, ofrecerlo por la segunda cadena.

La federación, que pretendía mantener el horario inicial previsto, porque adelantar el partido una hora no favorecería la asistencia de espectadores, cederá porque también prefiere la transmisión del partido por la primera cadena de TVE. El ofrecerlo por la segunda supone una reducción de los ingresos de la publicidad estática del terreno de juego, en este caso de unos siete millones, en un 60% aproximadamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de enero de 1986