Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los últimos análisis prueban que Zabalza se ahogó en el Bidasoa

Mikel Zabalza murió ahogado en el río Bidasoa, según confirman las pruebas practicadas por el Instituto Nacional de Toxicología sobre, los restos de agua encontrados en el cadáver. El resultado de estos análisis fue confirmado ayer en Madrid por fuentes jurídicas solventes, aunque no se ha comunicado aún oficialmente a las partes personadas en el sumario ni al juez instructor del mismo en San Sebastián, Pedro Marroquí.

Según las mismas fuentes, los análisis de sangre y de vísceras que se han llevado a cabo en el instituto parecen confirmar la tesis inicial de la Guardia Civil de que Zabalza murió ahogado en el río tras fugarse de los agentes que le custodiaban el pasado 26 de noviembre. El cadáver fue encontrado en el río Bidasoa, cerca de Endarlaza (Navarra), el pasado 15 de diciembre.Los análisis de muestras de hígado, pene y piel que se han efectuado no contradicen los resultados de la autopsia hecha al cadáver en Pamplona por los forenses Pedro de Pablo y Ángel Burgués.

Los dos forenses hicieron pública ayer una nota en la que contestan las declaraciones de la médica danesa Kareen Helwer Larsen, de Amnistía Internacional, que practicó una nueva prueba pericial al cadáver de Zabalza por designación de los abogados de la familia y que criticó la técnica seguida por los forenses españoles.

Estos últimos afirman que hicieron todas las pruebas exigidas legalmente y las que se consideraron necesarias para determinar las causas de la muerte. Añaden que, por motivos deontológicos, no hacen declaraciones sobre la preparación científica de su colega danesa.

Página 9

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de enero de 1986

Más información

  • El Instituto de Toxicología finalizó sus pruebas