Hacienda finaliza el desarrollo de la normativa de aplicación del IVA

El desarrollo normativo del impuesto sobre el valor añadido (IVA), que entrará en vigor el próximo 1 de enero, y de los nuevos impuestos especiales ha quedado completado con la aprobación por el Consejo de Ministros del decreto de compensación en la agricultura -podrá recargarse hasta el 4% del precio de venta como compensación del IVA soportado por los agricultores-, el de adecuación a la nueva situación de las contrataciones administrativas efectuadas hasta la fecha y el reglamento de la ley de Impuestos Especiales, señaló el secretario de Estado de Hacienda, José Borrell, a la comisión fiscal del Acuerdo Económico y Social (AES), que ayer mantuvo una reunión. Además el ministro de Economía, Carlos Solchaga, firmó ayer la orden ministerial de fijación de módulos del sistema simplificado del IVA.

La comisión fiscal del AES volverá a reunirse a primeros del mes de febrero para estudiar el desarrollo reglamentario de las modificaciones introducidas en el impuesto sobre la renta de las personas físicas, el impuesto sobre sucesiones, la adpatación del impuesto sobre sociedades y el tratamiento fiscal de las plusvalías y minusvalías. Bórrell declaró: "Voy a encargarme personalmente de que los empresarios conozcan cuál es el tratamiento fiscal de todos estos impuestos en Europa y lo que significa la reforma que en temas fiscales está desarrollándose en Estados Unidos". "Me temo", continuó, "que muchos empresarios van a dejar de ser europeos cuando se den cuenta".

Para el secretario de Estado de Hacienda, la Comunidad Económica Europea está preparando una directiva sobre el impuesto de sociedades que España deberá adoptar en el caso de que sea aprobada.

Plusvalías y minusvalías

Borrell señaló que en todos los países el impuesto de sociedades es más elevado que el existente en España, por lo que es de prever que, de aprobarse la directiva que se está estudiando a nivel de ministros de Hacienda, tendría que incrementarse dicho impuesto. Algo similar puede pasar, en opinión de José Borrell, con el tratamiento fiscal para plusvalías y minusvalías, y en menor medida con el impuesto sobre sucesiones.Borrell mantuvo que la implantación del IVA no debe provocar tensiones en los precios de los productos de consumo duradero, ya que la carga fiscal que van a soportar es menor que la actual, ni en los productos alimenticios elaborados, aunque sí en los productos sin elaborar, donde aumenta dicha carga fiscal. "Si determinados productores quieren subir los precios de sus productos no deben utilizar el falso argumento de una mayor carga fiscal".

La entrada en vigor del IVA, con el sistema simplificado de módulos y el régimen de compensación a la agricultura, se hará de forma más estable y con una mejor base que la que se tenía en 1978, cuando tuvo lugar la reforma del impuesto sobre la renta de las personas físicas, declaró José Borrell, que destacó el intenso trabajo desarrollado en los dos últimos meses.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS